Harán vigilia en La Fortaleza en pro de custodia compartida

10247470_603847009700998_8683568218617583937_aSAN JUAN – Crianza Compartida, organización sin fines de lucro con más de 17,000 miembros (71 por ciento de los cuales son mujeres) informó el viernes, que estará llevando a cabo una vigilia frente a la Fortaleza el sábado 26 de abril de 2014.

El evento, titulado No más hijos huérfanos de padres y madres vivos, durará de 6 de la tarde a 12 de la madrugada. Los y las integrantes del grupo estarán identificados con camisas blancas que llevan el logo de la organización y su lema: mamá = papá.

“El propósito del evento es concienciar a la Rama Ejecutiva y a la población sobre una de las consecuencias del discrimen institucionalizado perpetuado por los tribunales de familia y ASUME luego de la ruptura de una relación. Las normas de ambas entidades parten de la premisa inconstitucional, discriminatoria y estereotipada de que papá, por el mero hecho de ser hombre, es quien va a pagar por la crianza de los hijos (papá es quien paga en el 99 por ciento de los casos) y mamá, por el mero hecho de ser mujer, es quien va a criar. Todos y todas sabemos que la realidad en el Puerto Rico del 2014 es otra. Al final, son los hijos e hijas los que pierden en este juego cruel que no les permite crecer con papá a su lado”, dijo el licenciado Hiram M. Angueira, portavoz de la organización en un comunicado de prensa.

El sistema presente crea un negocio de la crianza, perpetúa los roles estereotipados, y pone a las madres y a los padres a luchar por los hijos con tal que la “ganadora” o “ganador” pueda asegurar un ingreso libre de contribuciones y ataduras hasta por 21 años. Y aunque a todos y a todas nos gustaría pensar que nadie antepondría el interés económico al bienestar de los hijos e hijas, hay decenas de miles de casos en que los papás son alejados de sus hijos e hijas para que la pensión no baje. Es hora ya de ponerle fin al negocio de la crianza en Puerto Rico.

Crianza Compartida quiere lograr nuevas leyes de custodia compartida y de pensiones alimentarias que cumplan con el requisito constitucional básico de no discriminar por razón de sexo, además de fomentar la unión familiar. Lo que Crianza Compartida aspira a lograr es simple igualdad entre hombre y mujer, papá y mamá. Sólo así podremos detener la epidemia de hijos huérfanos de padres y madres vivos que atenta contra la paz social y el progreso de nuestra sociedad.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.