Federales acusan a siete por vender lentes de contacto falsos

rosa emiliaSAN JUAN – La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez anunció el martes, que un gran jurado federal emitió el pasado 14 de abril de 2014, seis acusaciones separadas contra siete personas por tráfico de mercancías falsificadas, específicamente lentes de contacto de marca “Freshlook”,

“Estos acusados ​​imprudentemente ponen en peligro la salud de muchos pacientes que necesitan lentes de contacto. Específicamente, las pruebas de laboratorio revelaron que muchos de los lentes de contacto falsificados estaban contaminados con bacterias, y algunos también tenían defectos físicos, incluyendo los bordes afilados”, dijo Rodríguez en un comunicado de prensa.

La fiscal federal dijo que las investigaciones se llevaron a cabo por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), con la colaboración de la Aduana y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP), la Administración Federal de Drogas (FDA), el Departamento de Policía de Puerto Rico (PPR) y la Policía Municipal de San Juan.

Detalló que entre el 19 de julio del 2012, y continuando hasta alrededor del 21 de agosto de 2012 José Estévez Cabrera presuntamente conspiró con otras personas, conocidas y desconocidas por el Gran Jurado, para el tráfico de mercancías, con los lentes de contacto específicamente, a sabiendas, utilizando y en relación con dichos bienes una marca falsificada, a saber, el logotipo de “Freshlook”.

Según dijo la fiscal federal, Wilma Soto-Díaz y Karla Rodríguez-Soto, madre e hija, están acusadas ​​de conspiración para el tráfico de mercancías falsificadas y el tráfico de mercancías falsificadas.

Mencionó que en cuatro acusaciones separadas, Ezequiel Bayon-Santos, Katherine Agostini-Ruiz, Rafael Torres-Vicente y Eileen Martínez Estévez son acusados ​​de falsificación de lentes de contacto de Freshlook Colorblends. A Los acusados ​​se les confiscaron decenas de cajas de lentes de contacto falsos.

“Parte de lo que estás pagando por la compra de las marcas establecidas, independientemente del producto, son el control de calidad. Como este caso demuestra, al comprar lentes de contacto decorativos falsificados, puedes poner en riesgo tu salud al dañar tus ojos o incluso quedar ciedo”, añadió Ángel Meléndez, director de ICE en Puerto Rico.

El caso está siendo procesado por el fiscal federal Justin R. Martin. La pena máxima puede llegar a 10 años de prisión por conspiración para falsificar mercancías y para el tráfico de mercancías falsificadas; y 3 años para los dispositivos sin marca.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.