DRNA y el Municipio de Vega Baja crean el primer bosque urbano en un centro urbano

IMG_5516Vega Baja — La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, y el alcalde del Municipio de Vega Baja, Marcos Cruz Molina, celebraron hoy la creación del primer bosque urbano dentro del antiguo casco urbano, a pasos de la Casa Alcaldía.

El bosque ayudará a mitigar el problema de inundaciones en el municipio, que anteriormente se atendía con pavimentación, lo que ha agravado la situación. Al mismo tiempo añadirá el valor estético al espacio y servirá como lugar de esparcimiento y relajación para los vegabajeños y visitantes.

Cuatro cuerdas de terreno que en el pasado fueron utilizadas como hospitalillo cobraron vida con unos 200 árboles sembrados por más de 100 participantes a nivel isla del programa de Corte de Drogas (Drug Court) de la Administración de Tribunales, para dar paso al bosque urbano. Corte de Drogas es un programa de desvío del castigo en probatoria o del encarcelamiento hacia tratamiento psicosocial a aquellas personas que han sido acusadas de delitos no violentos por razón del uso de sustancias controladas.

Desde hace dos meses el DRNA y el Municipio de Vega Baja trabajaron en la limpieza y preparación del terreno.
La siembra consta inicialmente de 500 árboles nativos como, guasábara, almácigo, uvilla, péndula, corcho blanco y Eugenia, de los 2 mil que se espera sembrar. Habrá una vereda para el avistamiento de aves, jardines y un sistema agroforestal en donde se incluye una combinación de elementos forestales (árboles con frutos) tales como: acerola, limón, china, cacao, café, plátano, guineo, tamarindo y mamey. También se creará un bosque secundario con especies endémicas y nativas de la zona caliza, y se establecerán monocultivos de guasábara y almácigo.

“Nos complace crear un bosque urbano en las entrañas del casco tradicional de Vega Baja y contar con la ayuda de los participantes del Programa de Corte de Drogas, con quienes el Departamento de Recursos Naturales ha trabajado anteriormente en la siembra de mangle rojo en el Parque la Esperanza en Cataño, en la restauración de Dunas en Vacía Talega, así como en la creación de un Palmetum en el Embalse la Plata en Toa Alta y muchas otras actividades”, manifestó Guerrero Pérez.

El bosque urbano es dedicado al agrónomo Roberto Ramos Barreto, quien fue un gran promotor del Club 4-H en todo Puerto Rico y de las primeras cooperativas de ahorro y crédito, de consumo y agrícolas.

“Con este bosque garantizamos a las presentes y futuras generaciones una mejor calidad de Vida y a su vez fomentamos el respeto hacia la naturaleza. Además será un lugar que servirá para la educar a los presentes y futuras generaciones”, el alcalde Cruz Molina.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.