Denuncian a la Autoridad de Puertos por falta de pagos a sus empleados

UnknownHATO REY – La presidenta de la Organización de Servidores Públicos Progresistas, Jennie Rivera, arremetió el viernes contra la administración del gobernador, Alejandro García Padilla, por “dejar de pagar” las aportaciones al Sistema de Retiro de los empleados de la Autoridad de Puertos, “afectando así sus finanzas e inclusive colocando en riesgo de ejecución decenas de préstamos hipotecarios”.

“Esto es una inmoralidad de esta desorganizada e improvisada administración del Partido Popular Democrático. Aquí se afectan decenas de familias puertorriqueñas que tiene atado a sus retiros el pago de la hipoteca de sus residencias. Con esta acción el gobierno coloca en riesgo el techo donde viven los servidores públicos de la autoridad”, enfatizó Rivera a través de un parte de prensa.

Las expresiones de la funcionaria del Partido Nuevo Progresista surgen luego de que varios empleados de la autoridad denunciaran que la corporación pública no ha pagado las aportaciones al Retiro del gobierno central desde agosto del 2013 afectando el pago de préstamos personales e hipotecarios de cientos de trabajadores.

“La realidad es que en los cheques de estos trabajadores se les descuenta lo que la autoridad retiene para pagar su retiro. Sin embargo, en vez de enviar esos dineros al Sistema, tal y como dice la ley, esta administración ha decidido quedarse con los mismos. Esta acción de por sí sola es nefasta, pero hay que tomar en cuenta que esos dineros son utilizados para pagar, en su gran mayoría, los préstamos de casas en los bancos. Esta acción también tiene el efecto de bajar la puntación crediticia de los empleados, por las demoras en pagar sus préstamos”, señaló Rivera.

La oficial exigió que la autoridad contacte inmediatamente a los bancos, al igual que las empresas que llevan record del crédito de las personas, para asumir responsabilidad de sus acciones y así no afectar el crédito de los empleados de esta corporación pública.

“Algo que es increíble es el hecho que mientras que Víctor Suárez (Director de puertos) pone en riesgo las hipotecas de sus empleados, por el otro lado paga jugosos salarios a sus empleados de confianza. Entre estos se destacan 6,601 dólares a un empleado de desarrollo económico, 5,500 dólares a un ayudante ejecutivo, 3,603 dólares a una secretaria ejecutiva, 7,000 dólares a un gerente del aeropuerto, 6,600 dólares a un asesor legal, 4,800 dólares a un ayudante ejecutivo y 8,300 dólares a un empleado de gerencia marítima. Esta es la triste realidad. Para esta administración, el servidor público no es importante”, culminó diciendo Rivera.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.