Casa Blanca redacta estrategia anti-narcóticos para la Frontera del Caribe

080213-pierluisi-155x1551SAN JUAN – El comisionado residente en Washington, D.C., Pedro Pierluisi, anunció el martes, que la Oficina de Política Pública Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por sus siglas en inglés) se encuentra en el proceso de redactar una Estrategia Anti-Narcóticos para la Frontera del Caribe, según requiere una disposición lograda por Pierluisi como parte de legislación que se convirtió en ley en enero.

“Trabajando de cerca con el congresista José Serrano de Nueva York y la congresista Donna Christensen de las Islas Vírgenes estadounidenses, logré la aprobación de una disposición de ley ordenando a ONDCP a preparar una Estrategia Anti-Narcóticos para la Frontera del Caribe, que debe ser publicada en su página web y actualizada cada dos años,” dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

Según Pieluisi, el documento delineará los pasos que el gobierno federal está llevando a cabo—y recomendará los pasos adicionales que debe tomar—para reducir el flujo de drogas hacia Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, con miras a reducir la violencia asociada al narcotráfico y a atender la demanda de drogas, la adicción y los casos de sobredosis en estas jurisdicciones.

“El documento de estrategia será sustancialmente equivalente a la Estrategia Anti-Narcóticos para la Frontera Sudoeste y a la Estrategia Antinarcóticos de la Frontera del Norte, que ya son publicadas periódicamente por ONDCP. Me siento complacido que finalmente este proceso de preparar la estrategia para la Frontera del Caribe está encaminado,” añadió el Comisionado Residente.

En una sesión informativa para Pierluisi el pasado viernes, ONDCP explicó que recientemente se había llevado a cabo una reunión de planificación a la que asistieron alrededor de 40 representantes de varias agencias federales para discutir la preparación y organización del documento de estrategia. Tal y como lo solicitara el Comisionado Residente, el documento se enfocará en la frontera estadounidense en el Caribe, específicamente Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, en lugar de naciones soberanas en la región.

Pierluisi dijo que desde el inicio de su incumbencia en 2009, ha convertido en una de sus más altas prioridades el aumentar la conciencia en el Congreso y en la Administración del Presidente Obama respecto a la amenaza que el narcotráfico y la violencia relacionada representan para los 3.6 millones de ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico. Ha trabajado exitosamente para incluir lenguaje a esos fines en cerca de una docena de proyectos de ley sobre la seguridad pública. Ese lenguaje ha ordenado al Departamento de Justicia, al Departamento de Seguridad Nacional y al Departamento de la Defensa a mejorar sus esfuerzos para combatir la violencia relacionada a las drogas en Puerto Rico y a informar al Congreso sobre esos esfuerzos.

Pierluisi ha levantado inquietudes específicas relacionadas tanto al tráfico de drogas como a la demanda de las mismas en Puerto Rico, y urge al ONDCP a atender estos asuntos como parte de la estrategia ordenada por el Congreso. Por ejemplo:

· El número de funcionarios federales de ley y orden en Puerto Rico, trabajando para las agencias del Departamento de Justicia y del Departamento de Seguridad Nacional es insuficiente dada la severidad de la amenaza del narcotráfico en la Isla.

· El nivel de recursos federales de equipo de vigilancia en Puerto Rico, como aviones, helicópteros y botes, es también inadecuado a la luz de la amenaza.

· La Guardia Costera no tiene aviones asignados a Puerto Rico y escogió colocar nuevas embarcaciones de respuesta rápida (FRCs, por sus siglas en inglés) en Miami y Cayo Hueso antes que en Puerto Rico, a pesar de que el nivel de narcotráfico es mucho más alto en la Isla que en Florida.

· Impuestos recaudados por la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) en puertos de entrada en la Isla son depositados en una cuenta separada y utilizados para pagar por las operaciones marítimas de CBP, operaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, y para Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (ICE-HIS, por sus siglas en inglés) en Puerto Rico. Sin embargo, el gobierno federal ha estimado que los recaudos aduaneros disminuirán de 254 millones de dólares en 2013 a menos de 100 millones de dólares en 2014 y 2015, lo que probablemente dificulte la habilidad de estas agencias de llevar a cabo sus misiones anti-drogas. El Comisionado Residente ha estado trabajando para atender este problema mediante legislación.

· Como Secretario de Justicia de Puerto Rico en los años 90, Pierluisi trabajó para que Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses fueran designadas por el gobierno federal como un área de alta incidencia de narcotráfico (HIDTA, por sus siglas en inglés). Han surgido cuestionamientos sobre si el HIDTA de P.R. e Isla Vírgenes podría ser más efectivo en la recopilación de inteligencia y el desmantelamiento de organizaciones narcotraficantes que operan en ambos territorios.

· ONDCP publica anualmente estadísticas detalladas sobre la demanda por drogas en comunidades a través de los Estados Unidos. Estos productos estadísticos incluyen información en cada estado, pero no incluyen información sobre Puerto Rico. Como resultado, hay poco o ningún dato confiable sobre cuántas personas en Puerto Rico utilizan drogas ilegales como cocaína, marihuana u otras; abusan de medicamentos recetados; buscan tratamiento médico por abuso de drogas; o mueren como resultado del abuso de drogas. El Comisionado Residente urge al ONDCP a trabajar con otras agencias federales y con agencias locales para que pueda recopilar y publicar esta información para Puerto Rico. Sin información correcta, es difícil formular una política pública sólida.

“Espero con entusiasmo el documento de estrategia de ONDCP. Es imperativo que el gobierno federal formule una estrategia inclusiva y bien coordinada diseñada para reducir la violencia relacionada al narcotráfico en Puerto Rico, y que confiera los recursos necesarios para asegurar que esta estrategia sea implantada,” dijo Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.