CABE cataloga de fallida la concentración de Puerto Rico por la Familia

Foto x FelixSAN JUAN – Líderes del Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) reaccionaron el martes y catalogaron como fallida la concentración que llevó a cabo el grupo Puerto Rico por la Familia en afirmación del matrimonio y la familia.

“En Puerto Rico hace décadas que cambiaron las familias. Sólo falta que el gobierno acabe de reconocerlas”, expresaron los líderes de CABE en un comunicado de prensa en el que rechazaron la manifestación de Puerto Rico por la Familia contra del Proyecto del Senado 437.

Según indicaron, este proyecto propone enmendar la Ley de Adopción para permitir que una segunda madre o padre funcional pueda adoptar al hijo o hija de su pareja, entre otras cosas.

“En nuestra Isla más del 55 por ciento de los hogares está constituido por familias de composición diversa. De hecho, según el Registro Demográfico, más del 65 por ciento de las niñas y niños de la Isla nacen de madres no casadas. Nuestras estructuras familiares se han ido transformando en estructuras que se rigen por acuerdos de amor y no por reglas rígidas que exigen en cada casa una madre y un padre”, expresó Carmen Milagros Vélez, portavoz de CABE.

Por otro lado, en cuanto a las adopciones por parejas del mismo sexo, la doctora fue enfática al expresar que las principales asociaciones de profesionales de la conducta humana han avalado el Proyecto del Senado 437 porque consideran que es beneficioso para el mejor bienestar de los menores.

“De hecho, cuando una niña o niño reconoce a estas dos personas como sus figuras de amor y de crianza, el negarle el reconocimiento legal a esa relación es terrible. No sólo le privan de derechos económicos y legales, sino que le privan de su derecho a que su familia sea reconocida socialmente como lo que es”, explicó.

Por su parte Osvaldo Burgos Pérez explicó que son cada vez más los países y jurisdicciones que reconocen la capacidad de parejas del mismo sexo para adoptar. “Los tribunales en Estados Unidos han ido reconociendo el derecho humano de las niñas y niños criados en familias LGBTT a que se les reconozca legalmente el vínculo que ya tienen emocionalmente con sus madres y padres”, dijo.

Según el abogado, la Isla va en esa dirección con la medida senatorial que beneficia no sólo a niñas y niños de parejas del mismo sexo, sino a otras familias que también necesitan reconocimiento legal.

Burgos abundó que “el Proyecto del Senado 437 permite que dos personas que tengan una relación de pareja adopten conjuntamente aunque NO estén casadas, independientemente de su orientación sexual. También permite que una segunda madre o padre funcional adopte sin que el primero pierda su vínculo con la niña o el niño y elimina de la Ley de Adopción la disposición que daba prioridad a la parte adoptante compuesta por un matrimonio”.

Detallaron que el proyecto otorga a las niñas y niños los derechos de recibir pensión alimentaria y mantener relaciones paterno o materno filiales de su segunda madre o padre; heredar bienes y recibir beneficios como plan médico y seguro social entre otros.

“Oponerse a un proyecto como este, que fomenta el bienestar de la niñez, y mantener un discurso que atenta contra la dignidad de las miles de niñas y niños que ya viven con familias LGBTT es seguir fomentando la segregación y el discrimen desde argumentos totalmente irracionales. Ya es hora de que nuestro país diga basta a estos grupos que se empecinan en perseguir nuestras familias mientras se hacen de la vista larga antes los casos de pederastia y de maltrato infantil que abundan en sus congregaciones. Ya el país se está dando cuenta de quiénes abogan por el verdadero bien común” concluyeron.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.