Alianza de Empleados Activos y Jubilados de la AEE presentan Proyecto de Ley para bajar la luz

04-03-14 Miembros de la Alianza de Empelados AEESAN JUAN – La Alianza de Empleados Activos y Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) presentó el jueves, su propuesta de ley para una real transformación de la corporación pública y una reducción del costo energético de entre cinco a nueve centavos el kilovatio/hora.

“La distinción de nuestra propuesta es que estamos consignando, mediante la aprobación de una ley, las medidas de ahorro y reducción de gastos de la AEE, así como los mecanismos para reducir la factura, elementos que no están contemplados en ninguna de las propuestas que se han discutido en la Legislatura”, sostuvo Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria de Energía y Riego (UTIER), y portavoz de la Alianza en un comunicado de prensa.

Según Figueroa Jaramillo, la propuesta, a su vez, asegura la eficiencia en la generación de energía cumpliendo con los estándares ambientales requeridos. Como principio central, la Alianza sostiene que todo consumidor tiene derecho a un servicio eléctrico confiable, estable y de excelencia, por lo que la energía generada, trasmitida y distribuida en Puerto Rico debe ser producida al menor costo asequible, justo y razonable tomando en cuenta el carácter público de la AEE.

Espresó que el proyecto define, además, a la AEE como una empresa cuyo objetivo será producir a base de fuentes diversificadas de energía y de generación eficiente, para lo cual es imperativo reducir dramáticamente nuestra dependencia en fuentes de energía derivadas de combustibles fósiles, tales como el petróleo, y desarrollar planes a corto, mediano y largo plazo que permitan establecer un portafolio de energía balanceado y óptimo para el sistema eléctrico del País.

La propuesta de ley elaborada por la Alianza, y presentada hoy ante el país, será llevada mañana, viernes, ante la consideración de la Comisión Especial para una Nueva Política Energética de la Cámara de Representantes.

Reducción de la factura

La propuesta de la Alianza le otorga a la AEE un término de 30 días para, una vez aprobada esta ley, presentar ante el país un Plan de Alivio Energético que deberá reducir, en el corto plazo, entre un 10 y un 20 por ciento la factura de la electricidad y bajar, de manera permanente en el mediano plazo, al menos un veinte por ciento 20 por ciento de la factura.

“Para lograr este objetivo, se instruye a la AEE renegociar los contratos de compra de energía actualmente suscritos para que se reduzca en, al menos, un 2.5 por ciento la cantidad que la Autoridad paga por la compra de la electricidad. Con esta renegociación, la corporación obtendría alrededor de 18 millones de dólares en reducción de costos anuales”, dijo Figueroa Jaramillo.

Asimismo, indicó el líder sindical, se ordena a la AEE declarar una moratoria en la adjudicación de contratos de servicios profesionales de manera que se reduzca en, al menos, un 15 por ciento la cantidad presupuestada para la contratación de servicios profesionales, lo que implica 750,000 dólares en reducción de costos anuales.

El plan presentado por la Alianza incluirá, además, una eliminación de toda cláusula, precepto o disposición contenidas en leyes, acuerdos, políticas, cartas circulares o contractuales, certificaciones, reglamentos y en cualquier documento aplicable a cualquier desembolso, subsidio o crédito que la AEE esté obligada a asumir.

“Con esta medida debiéramos obtener alrededor de 17 millones de dólares en reducción de costos anuales”, manifestó Evans Castro, presidente de la Unión de Empleados Profesionales de la AEE.

Agregó que, de la misma manera, la propuesta de ley de la Alianza ordena a la elaboración de un plan agresivo de cobro de las cuentas morosas de la AEE mediante el establecimiento de un programa de planes de pagos que lleven a la agencia a aumentar sus ingresos en, al menos, 330 millones de dólares al año.

Para lograrlo, se solicita a la AEE a establecer un plan agresivo para identificar y cobrar el hurto de energía, mediante un programa que cree varias unidades administrativas para dedicarse exclusivamente a atender el programa del hurto y adoptar una nueva reglamentación.

“Estudios desarrollados por la Alianza indican que, de viabilizarse un plan efectivo contra el hurto, la AEE aumentaría a $375 millones sus ingresos anuales”, acotó Ernesto Santiago, líder de los Empleados Jubilados de la corporación pública.

Subsidios

En torno a los subsidios que otorga la AEE, la propuesta de ley de la Alianza dispone para que solo permanezcan aquellos subsidios, créditos o tarifas preferenciales relacionados con: (a) el ajuste de combustible residencial; (b) la tarifa análoga a iglesias y otras instituciones sin fines de lucro; (c) crédito por equipo para preservar la vida; (d) tarifa básica residencial; (e) tarifa residencial a acueductos comunales o rurales; (g) crédito a pequeños comerciantes; (h) crédito a la tarifa residencial por pago directo; y (i) tarifa residencial a las áreas comunes residenciales.

No obstante, la AEE, a tenor con esta ley, no podrá destinar más de 55 millones de dólares anuales para subsidios, acción que resultará en un ahorro de 60 millones de dólares al año.

En torno al subsidio que se le otorga a los municipios, por concepto de contribución en lugar de impuestos (CELI), se establecerá una cantidad o tope máximo de la aportación que no podrá exceder $175 millones anuales, sujeto a que dicha cantidad esté disponible en los ingresos netos de la Autoridad. Este subsidio está destinado a aportar a la función social de los municipios.

Cualquier exceso en consumo por encima de la cantidad máxima o tope establecido como aportación por virtud del CELI será facturado al municipio por la Autoridad para su cobro a las tarifas correspondientes.

El proyecto de ley de la Alianza dispone, a su vez, que la AEE habrá de desarrollar  un programa para dinamizar la eficiencia de la Autoridad basado en generación eficiente y un buen manejo de los costos de producción.

Transformación democrática

“Sobre la transformación de la AEE, la propuesta de la Alianza reafirma la urgencia de establecer mecanismos de participación más efectiva de todos los componentes importantes de la sociedad, quienes velarán por el establecimiento de una política pública que responda a los intereses de toda la ciudadanía”, expresó Luz López, presidenta de la Asociación de Empleados Gerenciales de la AEE.

En esa dirección, el proyecto de ley de la Alianza dispone para transformar la AEE en una empresa totalmente democrática, teniendo como visión y misión a los consumidores que son sus dueños y utilizando modelos de gobernanza corporativa y de administración general y financiera de las empresas públicas de electricidad.

En torno a esto, explicó la líder de los gerenciales, la propuesta de la Alianza conforma un cuerpo directivo con nueve miembros, dos en representación de los consumidores, dos designados por el Gobernador y cinco entre sectores cooperativista, industrial, sindical, pequeños comerciantes y gremios de economistas seleccionados por sus pares.

Nuevos negocios

A tenor con la propuesta de la Alianza, la AEE le dará especial atención al aprovechamiento máximo posible y la optimización de generación de ingresos de la infraestructura de fibra óptica que manejen las subsidiarias de la Autoridad para apoyar la salud financiera de la corporación pública y cualquier otro activo que cualquiera de las subsidiarias o las compañías afiliadas y relacionadas con esta.

Además, la Autoridad adoptará un nuevo modelo de negocios que, además de incluir el anterior mandato, deberá incorporar la obligación de buscar nuevos mercados de venta de electricidad a través de cables submarinos en jurisdicciones caribeñas o a otros tipos de consumidores, como lo serían los titulares de autos eléctricos.

“En la propuesta de ley de la Alianza, se le instruye a la AEE para que en los próximos treinta días, luego de aprobada esta ley, presente un informe detallado con un plan estratégico y de mercadeo que incluya ofrecerle a los abonados de la Autoridad los servicios de internet y telefonía, con miras a aumentar los ingresos de PREPA.Net, lo que debe producir beneficios para la Autoridad y una reducción en la factura de la electricidad”, precisó el presidente de la UTIER.

Apoyo al consumidor

Para lograr los objetivos de transformar la AEE y reducir los costos de la factura de los consumidores, la Alianza enfatizó en que no es necesario crear una comisión externa porque la única intención de esta, tal y como se ha consignado en las propuestas legislativas aprobadas en Cámara y Senado, es viabilizar y regular la competencia en la generación de energía, hecho que atentaría contra el carácter público de la AEE al viabilizar la privatización.

No obstante, la Alianza subrayó que debe ser la Junta de Directores, con una composición amplia y participativa de la sociedad, quien establezca la política pública energética del país y quien debe asumir la responsabilidad de regular las tarifas y fiscalizar los precios de costo de luz.

A estos fines, y en protección del consumidor, la propuesta de ley de la Alianza establece medidas para que se conozca con certeza cuánto se paga por la electricidad elaborando una nueva factura de energía eléctrica para cada tipo de cliente que identifique, de manera detallada, las categorías de los diferentes cargos al consumidor incluyendo, entre otros, gastos administrativos, costos de transmisión y distribución y gastos de consumo.

Si el consumidor estuviera insatisfecho con la AEE, por entender que esta no cumple con los mandatos dispuestos por esta ley, podrá exigir cumplimiento a la Oficina Independiente de Protección al Consumidor, cuya base estará en la Comisión de Servicio Público y que se creará mediante la aprobación de la propuesta de ley de la Alianza.

“Todas las medidas contenidas en esta ley persiguen el objetivo de reducir gastos, aumentar ingresos y eficiencia y producir energía a un menor costo para los consumidores puertorriqueños”, concluyó Figueroa Jaramillo.

El líder sindical recalcó que lo más importante de la propuesta de la Alianza es que, por primera vez en la historia de la AEE, se estarían consignando, mediante la aprobación de una ley, las medidas de ahorro y reducción de gastos de la AEE, así como los mecanismos para reducir la factura al consumidor

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.