Varela aboga por protección a la salud en centros nutricionales

Cámara de Representantes de Puerto Rico (Logo)EL CAPITOLIO — El representante popular José “Conny” Varela, presentó el viernes, en conferencia de prensa, un proyecto para que sea mandatorio que todo centro o comercio en el que se interpreten y apliquen conocimientos científicos sobre nutrición para la selección y preparación de alimentos, planificación de menús y dietas, y organización y dirección de servicios de alimentación, se tenga que contar con al menos un nutricionista-dietista.

“La alta incidencia en Puerto Rico de enfermedades relacionadas con prácticas incorrectas de nutrición es un problema que afecta la calidad de vida de los puertorriqueños y que impacta las finanzas públicas en su inversión económica en el renglón de salud”, afirmó Varela en un comunicado de prensa.

“Puerto Rico cuenta con excelentes profesionales de la nutrición que tienen la pericia para velar que cuando un puertorriqueño paga por un plan dietético y por los correspondientes alimentos de dicho plan, realmente está invirtiendo en su salud. La proliferación de centros o comercios que venden planes o programas alegadamente nutricionales, pero que realmente no están sostenidos en principios científicos, sólo ha servido para defraudar a los consumidores y para agravar problemas de salud”, explicó.

Según Varela, debido a la desesperación por bajar de peso muchos puertorriqueños acuden a los llamados “Centros de Nutrición”, en los que se venden batidas, pastillas y otros suplementos, los cuales se promocionan como un programa alimenticio completo. Se alega que estos proporcionan una dieta balanceada y evitan tanto los excesos como las carencias nutricionales, provocados por el mal hábito nutricional. Además, aseguran ser efectivos para bajar, subir o mantener el peso y prevenir enfermedades asociadas a la mala alimentación. Finalmente, señalan que no son medicamentos, sino tratamientos totalmente naturales e inofensivos que no contienen contraindicación alguna.

Varela acentuó que “lo preocupante es que hay personas que padecen de alguna enfermedad relacionada a la obesidad como diabetes, hipertensión arterial e hiperlipidemia, y que están en tratamiento con medicamentos, y deben confirmar con su profesional de la salud la posibilidad de interacción entre sus medicamentos y los productos que se venden en los “Centros de Nutrición”. Algunos productos que son altos en proteína, como las “batidas nutricionales”, pueden tener un impacto negativo en la función de los riñones, por ejemplo. El consumidor necesita una mayor protección en este segmento del mercado”.

Se espera que el proyecto de ley pase a la consideración de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, aunque se adelantó que cuenta con el apoyo del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.