Rinden Homenaje a Mujeres Guaynabeñas

03-12-14 guaynaboGUYANABO – Si de demostrar que el sexo femenino es el fuerte y no el débil, con estas cuatro mujeres como ejemplo basta. Son ejemplo, cada una en su área, de fortaleza, dedicación, humildad, generosidad, laboriosidad y creyentes en Dios.

Alba Alvelo de O’Neill, primera dama de Guaynabo, Ivelisse Echevarría, deportista, Eva Pagán, líder religiosa, y Aglae Nazario, líder comunitaria, fueron las homenajeadas en el Día de la Mujer por el Centro de Servicios Múltiples y por el Centro de Envejecientes ambos de Santa Rosa II adscritos al Departamento de la Familia Municipal.

Según contó la primera dama guaynabeña, de sacrificios para echar a los hijos adelante y trabajar para superarse, ella sabe. Por tal razón, le hizo un llamado a las mujeres a que por más dura que sean las pruebas de la vida, sigan firmes por sus hijos.

“No fue fácil yo cogía tres carros públicos para llegar a Santurce a mi trabajo, de regreso de igual manera y sin embargo, había más armonía, había más paz. Mientras, Dios nos da la fortaleza tratando siempre de hacer las cosas correctamente, este es el único camino no solamente para que nuestra vida sea de logros y triunfos sino de mejorar el ambiente que existe en nuestro Puerto Rico”, resaltó Alvelo, madre de una hija y quien trabajó por 25 años con el Banco Popular.

En la mencionada institución recibió reconocimientos por su asistencia perfecta, pergaminos por su participación de actividades especiales y dos medallas de excelencia bancaria. También fue seleccionada como una de las Mujeres Destacadas de Puerto Rico por el Periódico El Nuevo Día por su labor cívica con nuestros Niños y Envejecientes, entre otros.

Por otro lado, está Echevarría, quien es una de las mejores lanzadoras de Sóftbol en la historia de Puerto Rico. Fue la única lanzadora boricua en ganar un partido en los Juegos Olímpicos. En los Juegos Panamericanos de Indianapolis fue la jugadora más valiosa de Puerto Rico al ganar seis juegos y permitir una carrera en 38 entradas. Participó en cuatro Campeonatos Mundiales, llegando en cuarto lugar en el Mundial de Nueva Zelandia en el 1986. Asimismo, fue ganadora de tres medallas de oro y una de plata en cuatro participaciones en Juegos Centroamericanos y del Caribe.

“Es un honor este reconocimiento y aún más cuando para aquel tiempo no se veía tan activa a la mujer en el deporte y muchos veían esto como cosa de hombres”, dijo Echevarría, quien fue la primera mujer puertorriqueña en ser abanderada de la delegación Olímpica en Atlanta 1996 y fue exaltada al Pabellón de la Fama del Sóftbol Mundial y es miembro del Salón de la Fama de Puerto Rico. A manera de reconocimiento a su gran trayectoria deportiva, se exhibe una estatua de esta en el Museo del Deporte en Guaynabo.

Por otro lado, Pagán, siendo aún muy joven se enfrentó el reto de ser madre soltera, siendo el único sustento de su hogar. Trabajó por varios años para mantener a sus tres hijos, en labores como cuidar enfermos y limpiar casas.

“Con gran esfuerzo, logré tener un solar con una casita de madera en el barrio Santa Rosa II de Guaynabo. Dios me dirigió a la Iglesia Discípulos de Cristo que quedaba cerca de mi hogar. Es allí donde acepto al Señor Jesucristo como mi único salvador, Dios transformó mi vida para siempre”, sostuvo esta mujer de fe, quien durante todos estos años ha sido una líder destacada en su iglesia, donde se ha desempeñado como Diaconisa, Presidenta del Ministerio de Propiedad, Presidencia de Mayordomía y Finanzas, Presidenta del Ministerio de Tesorería y Moderadora de la Junta de Oficiales.

Mientras, para Nazario, su labor con el prójimo es lo primordial. Se dedica a labor comunitaria. Es la menor de 20 hermanos y aun así ayudó a cuidarlos. Para esta cristiana Católica ayudar a los demás es su vocación.

El José Carrasco, gerente farmacéutico de Walgreens Santa María en Guaynabo, dijo que auspiciar esta actividad es de gran satisfacción y poder llevar alegría en un día tan especial para la mujer.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.