Revisión de incentivos industriales debe mantener y mejorar competitividad local

imagesEL CAPITOLIO – El director ejecutivo de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO por sus siglas en inglés), Antonio L. Medina Comas compareció ante la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Representantes para explicar el uso y funcionamiento de los incentivos económicos que administra la corporación pública que dirige.

En su ponencia, Medina Comas exhortó a los miembros de la Comisión y a la Asamblea Legislativa a que cualquier modificación que se haga a las leyes de incentivos permita que Puerto Rico siga siendo un destino competitivo de inversión industrial.

“Ciertamente, en el momento histórico en el que se encuentra Puerto Rico es importante realizar un análisis de costo y beneficio para poder determinar qué está dando resultado, qué necesita modificarse y qué necesita eliminarse. No obstante, esto se debe hacer en aras de mantener y mejorar la competitividad de Puerto Rico en la economía global”, dijo Medina Comas en la vista.

Señaló que PRIDCO administra una serie de incentivos especiales así como incentivos contributivos bajo la Ley 73 de 2008 y la Ley 20 de 2012. Según fue informado en la ponencia, estos últimos dos instrumentos han permitido que desde enero de 2013 hasta la fecha se haya comprometido la creación de 11,578 empleos con una inversión que sobrepasa los 480 millones de dólares.

De otro lado, también se informó que durante el año fiscal 2013 se aprobaron incentivos por poco más de 66 millones de dólares y en lo que va de año fiscal, la suma alcanza casi los 77 millones de dólares.

“La autonomía fiscal que posee el Estado Libre Asociado de Puerto Rico es lo que nos permite que podamos tener diferentes instrumentos legales para competir efectivamente frente a otros destinos de inversión”, añadió al subrayar el efecto multiplicador que tiene el sector de la manufactura en la economía local.

Con relación a las áreas de oportunidad, Medina Comas aseguró que todavía existe espacio para crear redes de encadenamiento entre las compañías foráneas y las empresas y servicios locales, mediante la otorgación de los incentivos.

“Esto es parte de la estrategia de desarrollo industrial que estamos implementando. No obstante, existe espacio para explorar cómo podemos amarrar la otorgación de los incentivos existentes al desarrollo de empresarismo local. Para que una empresa sea exitosa, necesita una cadena de suministro fuerte y robusta. Esto es una área de oportunidad que Puerto Rico puede explotar con el desarrollo de talento local”, indicó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.