Radican proyecto tripartita para ampliar el acceso a la salud visual

Capitolio_01-e1376839925357-300x1681EL CAPITOLIO – Los senadores Jorge Suárez Cáceres del Partido Popular Democrático (PPD), Ángel “Chayanne” Martínez, del Partido Nuevo Progresista (PNP), y María de Lourdes Santiago, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP); radicaron el jueves un proyecto de ley tripartita para ampliar el acceso a servicios de salud visual primaria a todos los puertorriqueños.

“El que los doctores en optometría de Puerto Rico no puedan prescribir medicamentos oculares al igual que lo hacen sus pares en Estados Unidos, sus territorios y otras partes del Mundo ha creado un grave problema de acceso a servicios de salud visual en la Isla”, dijo Suárez.

Según indicó, actualmente, el 69 por ciento de los municipios de Puerto Rico no cuentan con acceso a servicios de oftalmología. Esto significa que hoy día los residentes de 54 de los 78 municipios no tienen acceso a servicios de salud visual con tratamiento que incluya recetar medicamentos. En Puerto Rico, sólo hay 147 oftalmólogos y el 70 por ciento de ellos están radicados en la zona metropolitana del país. Además, sobre el 60 por ciento de todos los oftalmólogos no aceptan el plan de salud del gobierno.

“Esto ha provocado un hacinamiento de pacientes con problemas visuales que hace imposible proveerle a todos los puertorriqueños un rápido acceso a servicios de salud visual”, agregó.

El senador explicó que los doctores en optometría pueden brindar servicios de salud ocular primaria y prescribir medicamentos oculares en los 50 estados de Estados Unidos, todos sus territorios y otros países de avanzada a través del mundo como Australia, Inglaterra, Nueva Zelandia y Canadá. En Puerto Rico, los optómetras poseen un doctorado en optometría y cuentan con la preparación educativa necesaria para prescribir fármacos de tratamiento.

Dijo además, que de esta manera se pueden atender enfermedades oculares en Estados Unidos y sus territorios. Sin embargo, por la Ley local, no están permitidos para hacerlo en Puerto Rico. Actualmente, sólo los oftalmólogos pueden prescribir fármacos oculares. Los oftalmólogos están clasificados en el campo de la salud como médicos secundarios y terciarios y están ubicados solamente en 24 de los 78 municipios de la Isla.

Por su parte, el senador Martínez dijo que “esta situación local también afecta a nuestros militares, ya que, por no poder recetar en Puerto Rico no se les permite ascender de rango en las fuerzas armadas. Por tanto, entiendo que continuar restringiendo la profesión a los doctores en optometría limita injustificadamente el acceso de los pacientes a servicios de salud visual y esto no es justo para los puertorriqueños”.

“Por casi dos décadas, proyectos similares a éste han sido consideración de la Asamblea Legislativa, y en cada ocasión la propuesta de reconocer las legítimas capacidades de nuestros optómetras ha sido detenida por razones ajenas al mérito de la medida”, resaltó la senadora del PIP.

Añadió que “nada en la experiencia de otras jurisdicciones, en muchas de las cuales ejercen optómetras graduados en Puerto Rico, ya que la mayoría de los egresados de aquí, se marchan, justifica la negativa a equiparar el estado de derecho de nuestra isla con el de aquellos lugares donde sí pueden prescribir medicamentos. Es insostenible que, existiendo la necesidad para el servicio, un optómetra educado en Puerto Rico esté autorizado para recetar en muchos otros lugares– pero no en el país en el que recibió su grado. Hay un elemento de menosprecio a lo nuestro que tiene que ser superado”.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Optómetras de Puerto Rico, Celia de Lourdes Feliciano, se expresó “muy convencida y esperanzada al ver por primera vez unidas a las tres delaciones políticas del país en este asunto. Feliciano, se unió a los autores de la medida legislativa y juntos exhortaron a todos los senadores a ayudar a los municipios que comprenden sus distritos senatoriales apoyando el Proyecto de Senado 991 para solucionar el grave problema de acceso a expertos en salud visual primaria”.

Actualmente, la Universidad Interamericana de Puerto Rico cuenta una de las 22 escuelas de optometría acreditadas que existen en Estados Unidos. El recinto educa estudiantes de sobre 15 estados y países como: Puerto Rico, Florida, Pennsylvania, New York, New Jersey, Illinois, Texas, California, Hawaii, Canadá, Colombia, Nigeria, Malasia, Sur África, entre muchos otros países. Sin embargo, sobre el 90 por ciento de los estudiantes locales y extranjeros que se gradúan de la escuela de optometría emigran de Puerto Rico por no poder ejercer su profesión localmente igual que sus pares fuera de la Isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.