Proponen suspensión de 90 días en impuesto a la gasolina

UnknownEL CAPITOLIO – El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Comisión cameral de Asuntos del Consumidor, el representante Jorge Navarro Suárez, anunció el martes la presentación de un proyecto de ley que propone suspender, por un término de 90 días, el impuesto a la gasolina de cuatro centavos que la administración del gobernador Alejandro García Padilla implementó en julio de 2013.

Asimismo, el legislador indicó en un comunicado que la medida también propone suspender por un término de 90 días los efectos de la Ley 152-2013, estatuto que prohíbe a los comerciantes ofrecer descuentos a consumidores que paguen por la gasolina en efectivo.

Según el representante, su proyecto tiene el objetivo principal de brindarle un alivio al consumidor en momentos en que el mercado de gasolina está experimentando un alza marcada en comparación a meses previos. Además, la suspensión temporera le brindará la oportunidad a la Asamblea Legislativa de investigar la conveniencia de ambos estatutos.

“Es de conocimiento general que el impuesto de cuatro centavos que la presente administración le añadió a cada litro de gasolina ha representado un duro golpe al bolsillo del consumidor. A menos de un año de haber entrado en vigor este nuevo impuesto es claro que el mismo debe ser reevaluado en su totalidad. La suspensión temporera en el impuesto que estamos proponiendo nos dará la oportunidad de hacer la evaluación correspondiente de forma responsable”, dijo el representante.

Navarro Suárez añadió que “la ley que prohíbe a los comerciantes extenderle un descuento a los consumidores que paguen por la gasolina en efectivo también tiene que ser reevaluada, pues todo apunta a que los efectos de la medida ha sido adversa al consumidor”.

“Desde que ocurrió el cambio en la ley en diciembre, el efecto que los consumidores han visto en el costo de la gasolina ha sido uno mayormente negativo. En particular, los consumidores han visto como el precio único de la gasolina que se paga hoy en día es aquel precio más alto que antes correspondía a la compra de combustible con tarjeta crédito o débito, independientemente de que el consumidor esté pagando en efectivo”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.