Policía integra Trata Humana a los Delitos Tipo 1

policiapr10-380x250-300x197EL CAPITOLIO – Recientemente el superintendente designado de la Policía de Puerto Rico, James Tuller remitió el miércoles una “directriz” ordenando a los Comandantes de las trece áreas policiacas de Puerto Rico, enviar a la División de Estadísticas de la Criminalidad de la Policía todo caso reportado en violación a los estatutos que proscriben la trata humana en la isla.

“Desde el 1ro de enero de 2013, el Negociado Federal de Investigación, incorporó dos instancias del crimen de trata humana: el comercial sex acts e involuntary servitude dentro de las estadísticas que recopila de los servicios de policía de los estados y territorios de Estados Unidos mediante el programa Uniform Crime Reporting (UCR). Por lo tanto, desde el 2013, la trata humana es un delito Tipo I y no estaba siendo integrado a las estadísticas por la Policía de Puerto Rico. Sin embargo, gracias a la diligencia del superintendente designado Tuller ya este vil crimen está siendo monitoreado”, afirmó Rossana López León quien preside la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social del Senado de Puerto Rico en un comunicado de prensa.

La orden es producto de insistentes gestiones de la senadora Rossana López León quien presidió las vistas del Proyecto del Senado Núm. 573, para enmendar la “Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores”, con el propósito de añadir la trata humana en cualesquiera de sus modalidades como una de los formas de maltrato.

López León añadió que, “lamentablemente esto no resuelve el problema, sin embargo brinda dirección a la hora de identificar patrones de abusos para desarrollar estrategias que sí ayuden a la erradicación de este terrible crimen”.

Estimados de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, OSCE, el tráfico ilegal de seres humanos podría ya haber superado al de armas, al haber alcanzado en el 2005 un volumen de negocio superior los 32,000 millones de dólares anuales, un negocio en el que son explotados 2.5 millones de personas, la mayoría de ellos son mujeres y niños.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.