Jenniffer González censura altos intereses de emisión de bonos

jennifer_gonzalez_480EL CAPITOLIO – La portavoz de la Delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Jenniffer González Colón, catalogó como vergonzosa la celebración por parte de la administración de Alejandro García Padilla de la demanda que hubo por la emisión de bonos, al ser estos vendidos en un tasa de interés más alta que los bonos de países en quiebra como Grecia y corporaciones con peor clasificación crediticia que Puerto Rico.

“Claro que habrá inversionistas dispuestos a comprar estos bonos a precios de usura y con intereses tres veces más altos de lo que paga un bono a nivel óptimo. El Gobierno del PPD y AGP han estado celebrando el haber logrado una emisión que resulta ser de las más caras en nuestra historia. Hace menos de dos años el interés era cerca del 5 por ciento y ahora es más del 8 por ciento”, opinó la expresidenta cameral en declaraciones escritas.

Por otro lado, acerca del perfil de los compradores de estos bonos, la portavoz los identificó como inversionistas no tradicionales que el Gobierno pone en ventaja frente a inversionistas tradicionales, que son mucho más exigentes.

“Al haberles otorgado el derecho a demandar en la corte del estado de Nueva York, esta administración coloca a los nuevos inversionistas en una mejor posición que a inversionistas anteriores, una acción poco justa y que crea suspicacia entre los inversionistas que han apoyado a Puerto Rico por décadas”, argumentó la representante.

González Colón alertó sobre el doble discurso de García Padilla, uno para los bonistas y otro para el pueblo. Con los bonistas se compromete a recortar 1,500 millones de dólares en el gasto público, incluyendo la revisión de la fórmula de la Universidad de Puerto Rico, “aunque no quieran aceptarlo la suspensión de convenios colectivos y planifican en cuartos oscuros el despido o reducción de horario de trabajo de empleados públicos. Otro golpe al bolsillo de los servidores públicos sumado a los 2 mil millones de dólares en impuestos, aumento en el costo de servicios y recortes en beneficios de jubilación. Sin embargo, los presidentes de los cuerpos legislativos dicen que son solo propuestas. ¿A quién debemos creerle? ”.

Entretanto, la expresidenta cameral sostuvo que los 3,500 millones de dólares en bonos casi consume todo el margen prestatario, lo que limita el poder usar deuda en un futuro para invertir en infraestructura.

El desglose que hizo la portavoz de la deuda contempla 400 millones de dólares que se utilizarán para pagar intereses sobre los mismos bonos que se están emitiendo, por un periodo de casi 24 meses; “o sea, que no lo pagan bajo su administración y lo dejan para que los empiece a pagar la próxima administración”.

Asimismo, indicó que 900 millones los están usando para pagar préstamos a corto plazo que han incurrido durante los pasados 12 meses y para pagar penalidades de terminación de swaps que fueron contratados entre el 2007 y 2008, y que hoy cuestan millones de dólares.

De otra parte, detalló que otorgaron un descuento en el precio de compra a los nuevos bonistas de 245 millones de dólares, que según dijo, es dinero que no se recibe hoy, pero que habrá que pagar al cabo de la vida de los bonos, con intereses.

Asimismo, González Colón alegó que 55 millones de dólares son para el pago de gastos relacionados a la emisión y que el resto del dinero, o unos 1,900 millones de dólares, según ellos, los están utilizando para refinanciar deuda.

La vicepresidenta del PNP insistió en que no se ha publicado la certificación del margen prestatario de Puerto Rico luego de esta emisión. Dijo que tampoco duda que García Padilla aumentará la deuda.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.