Inician vistas para establecer un registro de municiones en clubes de tiro

UnknownEL CAPITOLIO – El presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara, el representante José Báez Rivera, inició vistas públicas sobre una medida que propone enmendar las disposiciones de la “Ley de Armas”, que regula el uso de los clubes de tiro.

De acuerdo con el legislador, la medida busca establecer que toda licencia para operar los mismos quedará sujeta a que cuenten y actualicen diariamente un registro de la cantidad y el calibre de las municiones que toda persona utilice cuando asista a dichos lugares.

El representante indicó que en la vista la asesora legal de la Policía de Puerto Rico, Estrella Mar Vega, dijo que “es irrazonable la cantidad de municiones que se venden en Puerto Rico siendo una jurisdicción tan pequeña, con una cifra que oscila en los 4 millones anuales”.

Ante esta información Báez Rivera destacó que no es tarea fácil registrar esta cantidad de municiones como lo propone el Proyecto de la Cámara 565, del representante Héctor Torres Calderón, con un registro conteniendo nombre, número de licencia del arma y su serie y poder identificar si son utilizados para fines legítimos por los que las compran.

Mencionó que tampoco es costo efectivo codificar todas las balas que ingresen a la Isla para, en caso de ser utilizadas en una escena de un crimen, poder identificar su procedencia, si fueron revendidas y a quién.

Según Báez Rivera, “esta no es la primera vez que se somete este tipo de legislación. He escuchado ponencia tras ponencia para regular esto. Posiblemente lo que nos haga falta es un estudio minucioso de las armas incautadas; cuántas son legales y cuántas no lo son. Además es difícil poder seguirle el rastro a la compra de municiones. Una persona puede comprar municiones y usar media caja y llevarse las sobrantes para la casa o compartirlas en el Club. Si la persona vende las que se lleva es difícil de saber”.

Según el legislador, a esos efectos, la asesora de la Uniformada indicó que el fenecido superintendente policiaco, Pedro Toledo, la asignó a ella y a la Superintendencia Auxiliar de Servicios al Ciudadano confeccionar un Proyecto de Ley de Armas que resolviera esta preocupación de seguridad en cuanto a municiones y armas; y que existe un borrador de 200 páginas del mismo.

Báez Rivera dijo que dio instrucciones a su Comisión a fines de solicitar al actual Superintendente una copia del mismo con el propósito de evaluar los hallazgos y las recomendaciones que pudieran ser útil y prácticas en aportar a resolver este problema.

De igual forma, señaló que el representante Efraín De Jesús Rodríguez, opinó que la propuesta es loable, no obstante, indicó que no resuelve el problema de la criminalidad que afecta el País y se debe considerar que no afecten a las partes que sí cumplen con la ley.

Por último, el asesor del Departamento de Justicia, Eduardo Rivera, consideró que en lo práctico la propuesta pudiera contrastar con la validez legal que tiene esta medida, “pues a pesar de que no hay impedimento jurídico que nos lleve a oponernos a su aprobación, la realidad es que su implantación podría resultar poco práctica o efectiva para alcanzar el fin que la genera”.

El representante Báez Rivera, concluyó que aún falta escuchar la posición de los armeros, los dueños de clubes y los que practican el deporte de tiro al blanco, quienes han protestado en el pasado, objetando que se continúen regulando las armas legales mientras que las ilegales están por la libre.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.