Golpe de estado en Caimito

03-01-14 CaimitoSAN JUAN – En Caimito está ocurriendo un golpe de estado. Pero la comunidad está lista y forma parte del mismo junto al artista Daniel Vélez-Climent. El también arquitecto paisajista dirige el grupo de voluntarios que están en proceso de crear mosaicos, murales e instalaciones en los Centros Sor Isolina Ferré en Caimito a través de una iniciativa comunitaria que se llama “Golpe de Estado”, cuyo fin es transformar vidas y espacios a través de las artes plásticas.

“Ha sido un proceso de gran aprendizaje para nuestros estudiantes, además de entretenido y diferente. Es una forma orgánica de aprender y desarrollar destrezas a través de la expresión artística. Todos nuestros participantes y empleados se han involucrado: infantes, preescolares, niños de escuela elemental, adolescentes y adultos. Estamos muy agradecidos de Daniel y todo e equipo de voluntarios que coordinan este esfuerzo”, destacó el principal oficial ejecutivo de los CSIF, José Luis Díaz Cotto en un comunicado de prensa.

La iniciativa conjunta de Estudio Lero Lero, la organización fundada  por Vélez-Climent para impactar positivamente las comunidades a través del arte, y la Escuela de Arquitectura Paisajista de la Universidad Politécnica de Puerto Rico, culmina hoy sábado 1 de marzo de 2013 a partir de las 9:00 de la mañana. En el día de hoy, toda la comunidad de Caimito está invitada a los CSIF, en el Km 1.9 de Camino Los Romero (Carr. 842) para finalizar las obras que comenzaron a trabajarse el lunes 24 de febrero por Vélez-Climent, un grupo de voluntarios y los participantes de los diversos programas que se ofrecen en los CSIF. La jornada del sábado culminará en la tarde con una actividad comunitaria en la que habrá entretenimiento familiar y música.

Una de las más llamativas es un mosaico con el rostro de Sister Isolina Ferré que transformará la contrahuella de la escalera que conecta los dos estacionamientos del centro en Caimito, donde los jóvenes que estudian en la escuela alternativa suelen compartir en sus horas libres. De hecho, esta obra contempla pintar las barandas de la escalera en color azul para que todos los participantes de los CSIF que así lo deseen estampen su firma.

Otra de las obras es un mural, titulado “Absorbiendo Vida”, en el que los jóvenes estudiantes plasmarán los valores que atesoran: autoestima, cariño, respeto, autogestión, justicia, honestidad, solidaridad, perseverancia, confianza y servicio. También incluirá un pensamiento de Kaleimy Báez, quien está en vías de terminar el cuarto año de escuela superior en CSIF-Caimito. “Subiendo y luchando por conseguir el éxito sin importar los tropiezos y obstáculos en el camino. De eso consiste la vida”, dijo la joven en una de las reuniones de planificación del proyecto.

El proyecto comunitario de Estudio Lero Lero en los CSIF-Caimito fue bautizado como “Respiro de vida”. Su objetivo es lograr la transformación emocional y espacial a través de cuatro obras principales (mosaico, instalación y dos murales). También busca convertirse en herramienta de reflexión y fortalecimiento de las enseñanzas impartidas en el centro.

La conceptualización de todas las obras contó con el insumo de la comunidad de Caimito, que se involucró en el proyecto desde  el pasado mes de enero. Asimismo, fue la comunidad la que avaló  las propuestas creativas presentadas por Vélez-Climent y su grupo. “Esto es de la comunidad”, dijo el artista. “Los pueblos siempre tienen que estar armados: un libro en una mano y un pincel en la otra…. Educación y sensibilidad juntas son más fuertes que cualquier ejército. El libro enseña nuevos mundos y con el pincel, los crean”, plantea Vélez-Climent.

Los Centros Sor Isolina Ferré son una institución sin fines de lucro que promueve el desarrollo integral del ser humano a plenitud con justicia, dignidad, respeto y amor. La organización se vale de la intercesión, la capacitación, la tecnología y la autogestión para impactar positivamente a más de 71,800 participantes a través de programas correctivos y de prevención, desarrollo humano y desarrollo comunitario que ofrecen soluciones para enfrentar problemas como la deserción escolar, la violencia y el desempleo y la crisis económica. Los diferentes programas y servicios se ofrecen en la región de Ponce, en diversos sectores de Guayama, San Juan y Canóvanas y otros pueblos de la Isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.