Fluye con éxito el simulacro de tsunami Lantex 2014 en Ponce

03-26-14 MayitaPONCE – La ejecución de los planes de seguridad, en caso de que se suscitara un tsunami, serían exitosos a juzgar por cómo ha transcurrido el miércoles, el simulacro Caribe Wave Lantex 2014, informó la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez Altieri.

“Ponce cumple con todos los requisitos para responder ante cualquier emergencia. Eso ha quedado constatado en la mañana de hoy con los ejercicios relacionados al simulacro de tsunami Lantex 2014. Esperamos que nunca tengamos que estar ante un aviso de tsunami real, pero siempre hay que estar preparados. En ese sentido el simulacro nos ha permitido repasar las medidas a tomarse en una situación real y evaluar nuestros procedimientos para ofrecer un servicio más completo a la ciudadanía”, señaló Meléndez Altieri en un comunicado de prensa.

Lantex 2014 inició con los avisos que emitió el Centro de Alertas de Tsunami del Caribe. Además, con la activación del Sistema de Alerta de Emergencias, las principales emisoras radiales transmitieron el mensaje que indicaba que se trataba de un simulacro.

En el caso del Municipio Autónomo de Ponce se activó al comité ejecutivo del Centro de Operaciones de Emergencia (COE). Además, las alarmas ubicadas en la costa sonaron luego de que se recibiera de forma oficial el aviso de tsunami para Puerto Rico.

Para este ejercicio el Head Start Amalia Marín I y II y el Hogar Crea desalojaron hacia su zona de asamblea que es el parque Lucy Grillasca de la avenida Eduardo Ruberté en la Playa de Ponce. Tanto las escuelas Aguayo y Segundo Ruiz Belvis como el Colegio Nuestra Señora del Carmen se reunieron en la cancha Salvador Dijols de la avenida Hostos. Mientras, el asilo de ancianos Asociación Benéfica desalojó a su matrícula hacia el estacionamiento aledaño a Med Centro.

La alcaldesa impartió instrucciones en el COE y luego llegó hasta la cancha Salvador Dijols. Allí, junto al director de la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias (OMME), Luis Delgado Guzmán, supervisó el desarrollo del simulacro y constató que en efecto las alarmas fueron escuchadas por maestros y estudiantes de las instituciones académicas cercanas a la costa. Además, verificó el funcionamiento del centro de comunicaciones, el hospital portátil y la estación meteorológica.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.