Entre gritos y rechiflas inicia consideración proyecto de Reforma Energética en el Senado, la cual fué aprobada

Con gritos y rechiflas de la UTIER no resolvemos el problema

Con gritos y rechiflas de la UTIER no resolvemos el problema

EL CAPITOLIO – El Senado inició el jueves, la consideración del proyecto de Reforma Energética entre gritos y rechiflas de parte de miembros de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), quienes se oponen las propuestas contenidas en dicha reforma.

Con más de una hora de retraso, la sesión senatorial, pautada para las 3:00 de la tarde del jueves, inició con la presentación del proyecto de Reforma Energética por parte del presidente de la Comisión de Asuntos Energéticos Ramón Luis Nieves, quien fue objeto de críticas y burla desde las gradas, poco después de haber iniciado su presentación.

“Se dice que la Autoridad (de Energía Eléctrica) (AEE) está en la condición en que se encuentra por culpa de los políticos… les voy a decir que eso es una mentira”, señaló Nieves en relación a los subsidios en el pago de Energía Eléctrica que se han aprobado por la Legislatura.

Se refería Nieves a los supuestos 80 millones de dólares en subsidios que tiene la AEE en la actualidad, y que según él, no hacen mella significativa en las finanzas de la corporación pública. Los comentarios del senador provocaron casi de inmediato la repulsa de los miembros de la UTIER que ocupan las gradas del edificio.

Desde ese momento en adelante, la gradería no cesó de criticar y burlarse de Nieves a la vez que reclamaban que fuese el Senado, objeto de la misma fiscalización que ahora se reclama para la AEE.

Los trabajos del Senado continúa con la constante intervención del público con aplausos o gritos, dependiendo del discurso que van asumiendo los senadores durante sus turnos de debate.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.