Departamento de Salud da recomendaciones para prevenir que te muerda un perro

notimas_squared_01111SAN JUAN — A raíz de varios casos en los cuales las personas se han visto afectadas por mordidas de canes, la directora de la Oficina Estatal para el Control de Animales (OECA), Wilma Rivera Díaz, ofreció a la población algunas recomendaciones para evitar ataques.

De acuerdo con Rivera Díaz, “un perro que vive con una familia que lo ama y lo cuida, puede que nunca muerda a alguien. No obstante, también hay perros que muerden a las personas exponiéndolos a daños físicos y enfermedades como la rabia”, expresó.

Según la Directora de OECA, las causas para que un perro muerda a alguien son diversas entre estas se encuentran falta de socialización, miedo, juegos de dominancia, si el animal siente dolor o hambre, al ser separados una vez se encuentran en una pelea. “No debemos acercarnos a un perro, cuando esté funcionando como un guardián, si el perro se siente amenazado puede defenderse agrediéndole a usted.”, explicó la funcionaria en declaraciones escritas.

Deben ser precavidos con los perros que no tienen dueños y andan realengos, la mayoría de estos no son sociables. Si un perro se encuentra enfermo, cansado, sufre dolor, tiene hambre, ha sido golpeado por un auto o maltratado puede que interprete esfuerzos para ayudarlo como una amenaza y morder de manera provocada.

Además, las personas no deben acercarse a un perro cuando está comiendo debido a que muchos desarrollan lo que se denomina “agresión por comida”.

La Directora de la OECA recomendó a los padres o tutores, no dejar un menor a solas con una mascota. “Los adultos deben saber que los menores de edad no debe estar a solas con el animal en ningún momento. Los menores pudieran golpear, halarle el pelo o la cola a al perro provocando que este le agreda”, alertó Rivera.

A su vez, Rivera Díaz mencionó algunos indicadores que pueden dejarles saber a las personas cuando un perro está enojado:

Está ladrando, gruñendo, o mostrando sus dientes.
Sus orejas están acostadas hacia atrás
Sus patas están rígidas, su rabo está parado y el pelo en su lomo esta erizado.
Está exhibiendo un comportamiento de agresividad, advirtiendo que puede morder.
“Si un perro está actuando como si te fuera a morder, sigue las siguientes reglas: no mires el perro a los ojos; no le des la espalda ni salgas corriendo, ve retirándote lentamente caminando de lado; se firme. Dile ¡NO! al perro y actúa como si fueras el jefe. Si el perro te agrede y logra tumbarte, asume posición fetal, protege tu cara y cuello con tus manos, brazos y codos. Estas recomendaciones deben ser enseñadas a nuestros hijos”, recomendó Rivera Díaz.

Si la persona es mordida por un animal y no conoce su procedencia, se recomienda tratar de recordar: si tiene un collar de identificación, raza, tamaño o color del animal y la dirección hacia donde corrió o escapó el perro.

El Secretario Auxiliar de Salud Ambiental, doctor Carlos Carazo Gilot, indicó qué lo primero que debe hacer luego de ser mordido por el animal, es lavar la herida con agua y jabón por al menos 5 minutos. “Luego de lavar la herida el afectado debe visitar un doctor lo antes posible, y asegurarse que el proveedor de salud llene un reporte de mordeduras y lo someta al Departamento de Salud. Esto es importante ya que el Departamento evaluará si existe riesgo de haber contraído rabia, una infección viral mortal”, explicó el médico veterinario.

“Si se toman las siguientes medidas podemos prevenir daños a la vida humana y la transmisión de enfermedades. Provocar a un perro puede resultar en una mordida peligrosa. Maltratar los animales es un delito grave castigado por la Ley 154 de 2008 conocida como la Ley para el Bienestar y la Protección de los Animales”, puntualizó el secretario auxiliar para Salud Ambiental.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.