Bomberos y Policía unidos en combate de incendio forestal en Toa Baja

03-18-14 s jumpers 2TOA BAJA – En un esfuerzo novel en Puerto Rico, bomberos forestales y agentes de la División Aérea de la Policía de Puerto Rico trabajaron el martes, en conjunto para extinguir un incendio de un pastizal de Sabana Seca en Toa Baja.

“Cerca de las 10:00 de la mañana coordinamos con el superintendente de la Policía James Tuller Cintrón para realizar una técnica de extinción de incendios que nunca se había realizado en Puerto Rico, aunque si la habíamos practicado en Estados Unidos conocida como “smoke jumpers” que consiste en un operativo en conjunto, de manera que a través de una de las naves de FURA se pudiera llevar a los bomberos forestales hasta el área del incendio, lanzarse a un área segura cerca del fuego e intentar apagarlo. Media hora más tarde se comenzó el operativo aéreo en el área de la Ciénaga San Pedro de Toa Baja”, dijo el jefe del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, Ángel A. Crespo Ortiz en un comunicado de prensa.

El incendio de pastizal que comenzó en la tarde de este lunes en este sector del barrio Sabana Seca de Toa Baja y que se presume fue ocasionado como en ocasiones anteriores por pescadores de jueyes, se avivó a media mañana, por lo que se hizo necesario hacer la coordinación entre ambas agencias, para controlar este fuego que llegó a amenazar a una egida y varias comunidades en la periferia del municipio.

Para el desarrollo del operativo aéreo los agentes Santos Calderón Vargas, José Rivera Quiñones y Abraham Rivera Ramos, a bordo del helicóptero de la Policía llevaban uno a uno los cinco bomberos forestales y desde una altura de unos 50 pies eran bajados a un área segura cerca de donde estaba el incendio en todo su apogeo.

Crespo Ortiz, precisó que “nuestros bomberos estuvieron trabajando por espacio de unas cuatro horas y lograron extinguir uno de tres focos del incendio forestal, no obstante, la fuerte brisa en el área dificultaba los trabajos de extinción y las llamas llegaban a una altura de 15 a 20 pies, por lo que determinamos retirar el personal por su seguridad”.

Al momento, el incendio no representaba peligro para comunidades cercanas o vías públicas, por lo que el jefe del Cuerpo de Bomberos, ordeno que se mantenga un monitoreo el resto de la tarde, la noche y de continuar activo en la mañana del miércoles se evaluaría el curso de acción por parte de los bomberos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.