Recuerdan prohibición sobre trasiego de animales exóticos como los camellos

DRNA (Logo)SAN JUAN – En momentos en que se discute el futuro de un camello que fue introducido a Puerto Rico sin los permisos requeridos por ley federal y estatal, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero recordó a la ciudadanía que es ilegal la importación de animales exóticos a la isla.

Según la funcionaria, la posesión de especies exóticas en la Isla representa un grave problema para el país ya que resulta en impactos para los animales nativos como para la salud pública, la seguridad y los sectores de producción alimentaria. Entre las especies exóticas se encuentran los animales de pezuña, como es el camello. En estos momentos, tanto el DRNA como el Departamento de Agricultura federal (USDA por sus siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura estatal (DA) realizan esfuerzos conjuntos en vías de prohibir la importación y posesión de animales con pezuña por representar un riesgo para la salud de nuestros animales nativos, del ganado de importancia alimentaria y muy importante, a la salud humana.

Guerrero detalló que basado en información provista por el USDA y el DA, la introducción de los animales de pezuña, al no cumplir con la inspección requerida y reglamentación sanitaria estatal y federal, expone a nuestra especies nativas, sectores de la industria agropecuaria, animales domésticos y al ser humano a un posible brote de enfermedades infecto-contagiosas que afectaría negativamente nuestra seguridad sanitaria, económica y alimentaria.

De acuerdo con la funcionaria, el dueño del camello en cuestión, Jorge Ferrer, no tenía los permisos mencionados al momento de introducirlo a Puerto Rico el 19 de septiembre de 2013 escondido dentro de un vagón de ganado vacuno. El mismo fue descubierto en una inspección del vagón por oficiales examinadores de Agricultura al llegar al área de puertos.

Debido a que no tenía los permisos requeridos por el DRNA, la agencia procedió a incautar el animal y multar a su dueño por la suma de 5,000 dólares, acorde con la Nueva Ley de Vida Silvestre (Ley 241 de 1999). La gestión de solicitar el permiso de importar y poseer el animal fue radicada tres meses más tarde por su hija, Xiomara Ferrer, el 24 de diciembre de 2013, según dijo la secretaria.

Guerrero sostuvo que como parte del proceso de revisión ante oficiales examinadores del DRNA, se concluyó que Ferrer debe pagar la multa para que se le expida el permiso de posesión del camello y se le devuelva; esto luego de finalmente haber presentado los documentos requeridos por ley federal y estatal.

Actualmente el camello se encuentra en excelentes condiciones bajo el cuidado experto del personal del Zoológico de Mayagüez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.