Proponen posponer el Bosque Modelo ante crisis fiscal

imagesEL CAPITOLIO – Ante la actual crisis fiscal por la cual atraviesa el gobierno, el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Waldemar Quiles Rodríguez, propuso el jueves que se detenga hasta el 2016 la implantación del proyecto Bosque Modelo debido a la gran inversión económica que conlleva su creación.

“Este proyecto crea una nueva corporación pública con una inyección inicial de un millón de dólares provenientes del maltrecho Fondo General. Pero esto no es todo. La medida que viabiliza este programa también contempla que las agencias involucradas en el mismo designen recursos fiscales adicionales para el esta iniciativa. En estos momentos, hacer una inversión millonaria cuando se está barajando una posible reducción de la jornada laboral en el Gobierno es irresponsable. La administración debe dejar esta medida hasta el 2016 y cambiar su enfoque”, sentenció el veterano legislador estadista a través de un comunicado de prensa.

Según el representante, el proyecto busca separar 390,000 cuerdas de terreno para crear una reserva. La medida también crea la Oficina del Bosque Modelo como una corporación pública. Además, se faculta el establecimiento de un fideicomiso el cual se nutrirá del Fondo General y tendrá acceso a más recursos mediante líneas de crédito extendidas por el Banco Gubernamental de Fomento.

“El proyecto claramente delinea que esta nueva corporación del bosque no pagará nunca contribuciones por nada. Además contempla que si falta en pagar su deuda con el Banco, que será obvio que sucederá, entonces el gobierno central asumirá dichos pagos. En su Artículo 19, la medida exige que las agencias involucradas en el proyecto identifiquen en un periodo de 90 días otros recursos económicos para transferir al Bosque. Ayer escuchamos el gobernador Alejandro García Padilla indicar que recortará el 2 por ciento de los gastos en todas las agencias, entonces, ¿Qué sucederá con los gastos asociados a este monstro burocrático?”, subrayó el representante novoprogresista.

Quiles Rodríguez enfatizó otras deficiencias de la medida tales como el no colocar tope en dietas asignadas a los integrantes del pueblo que sean miembros de cualquiera de las dos juntas regentes, la de la Oficina y Fideicomiso. También advirtió sobre expropiaciones masivas sin tener una fuente de financiamiento viable para estas.

“El proyecto como está ahora provee la facultad para que oficiales del Boque o sus contratistas puedan entrar a cualquier propiedad privada que recaiga en esas 390,000 cuerdas y detener cualquier proyecto de construcción o remodelación, de hasta residencias privadas, que no vaya con las directrices de la Oficina. Ahora, las personas en esa zona estarán sujetos a que tengan que pedir permiso antes de hacer cualquier cosa en sus tierras. No habrá dinero para expropiaciones. Esa es la verdad. Este proyecto no es viable ahora mismo. El Gobernador debería saberlo”, señaló.

Para el representante estadista, es momento de posponer la implantación de este programa luego de que los bonos de Puerto Rico fueran degradados a estado ‘chatarra’ el pasado martes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.