Presidente ejecutivo de COSSEC anticipa limitado el impacto que tendrá la degradación de los bonos del país en el sector cooperativista gracias a su liquidez

SAN JUAN – El presidente ejecutivo de la Corporación Pública para la Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico (main00_02, Daniel Rodríguez Collazo, anticipó el miércoles, que según las proyecciones de dicha instrumentalidad, el sector cooperativista sufrirá un impacto reducido como resultado de la degradación de bonos anunciada en el día de ayer por Standard & Poors (S&P), contrario a otros sectores económicos que se pudieran ver más afectados.

“En numerosas ocasiones me han escuchado decir como el cooperativismo ha demostrado ser una pieza fundamental para el desarrollo económico de nuestra Isla. Más aún, como en la pasada década, ha demostrado una firmeza y solidez sin precedente, aún en tiempos de gran desaceleración económica”, recordó Rodríguez Collazo en un comunicado de prensa. “La realidad es que la solidez en el movimiento cooperativo nunca ha sido más evidente que en tiempos recientes. Tanto así, que recientemente el pueblo puertorriqueño le solicitó a las cooperativas del país realizar una aportación y contribución histórica a su desarrollo económico; financiar una gran parte de la deuda del gobierno mediante la compra de bonos locales, cifra que representó más de 1.3 billones de dólares”, resaltó.

Según el Titular de COSSEC, esto es testamento de la solidez, solvencia y crecimiento de éste sector económico que a pesar de los desafíos; solidez que ha logrado mantener sus finanzas estables y seguras para beneficio de las familias puertorriqueñas. Aseguró que esta acción desinteresada de las cooperativas puertorriqueñas no se realizó sin tomar las precauciones y garantías adecuadas para que pudieran resultar en pérdidas.

“Es importante destacar que el valor de un bono varía constantemente y lo rige el mercado. En este momento el mercado determinó que los bonos de Puerto Rico tienen un valor menor de lo que originalmente se determinó. Sin embargo, igual que las degradaciones de los bonos de un país son producto y reflejo de la evaluación y liquidez que registramos como país, el efecto de esto en los diversos sectores económicos del país depende también de la evaluación y la liquidez de cada sector”, explicó Rodríguez Collazo. “Según nuestra evaluación, en el caso de las cooperativas, éstas cuentan con exceso de liquidez, por lo que nos sentimos confiados de que esta degradación de bono no afectará a este sector económico de forma directa. La pérdida en este momento en el tiempo representa para las cooperativas una pérdida ‘no realizada’ o ‘para efectos contables’”, aseguró.

El presidente de COSSEC afirmó que en la medida que nuestras cooperativas conserven sus bonos, recibirán completa paridad una vez maduren. La razón de esto es que todo BONO, aun aquellos que han sufrido alguna degradación durante tiempo de madurez, regresa a su valor par de 100 por ciento (su valor original) cuando culmina su término vida. Más aún, en el caso de las cooperativas del país, estas en su mayoría invirtieron en bonos de Obligación General, así como los bonos COFINA, los cuales son garantizados por la constitución de Puerto Rico y por la recolecta del IVU respectivamente, y que actualmente cuenta con una fuente de repago confiable.

“Como único pudiera registrarse una pérdida real es si alguna institución financiera decide vender hoy su cartera de bonos de Puerto Rico; ya que hoy tendría que venderla a un valor por debajo de su valor original. Esto convertiría una pérdida ‘no realizada’ en una pérdida real. Solo en esta circunstancia existiría una repercusión negativa en sus finanzas. Sin embargo, todos sabemos que la única razón que una institución financiera pudiera tomar la decisión de vender sus bonos es si no contara con la liquidez necesaria para sus operaciones. Como he anunciado en los pasados meses, las cooperativas hoy cuentan con un exceso de liquidez hasta el punto que estamos trabajando para que puedan canalizar este exceso en otras instrumentalidades de inversión, por lo que no prevemos que esto sea un escenario que tengamos que atender”, aseguró Rodríguez Collazo.

Según el director de la Corporación Pública, para el 2014, las notas que maduran para este año fiscal representan alrededor de 77.5 millones de dólares. Ya COSSEC se encuentra trabajando con el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) para garantizar su fuente de repago. Otras medidas e iniciativas tomadas por COSSEC para apoyar a las cooperativas figuran una nueva política de inversión con modernas guías para que las cooperativas logren invertir efectivamente su capital, con menos riesgo y mayor remuneración. Además, un novel acuerdo gubernamental propone una incubadora de micro-empresas, la cual utilizaría como base el exitoso modelo cooperativista en su constitución. Entre las otras estrategias figura una revisada política de préstamos, innovación y tecnología a la hora de interactuar con el gobierno y con los socios, así como nueva legislación para beneficio de las cooperativas país.

“Este año, anticipamos terminar el análisis que venimos realizando a la carteras de inversiones de las Cooperativas, quienes contarán con nuevas guías y herramientas colectivas a la hora de invertir su capital. Con estas herramientas atemperamos a nuestras cooperativas a las condiciones del mercado actual” explicó Rodríguez Collazo. “Este análisis de las carteras de inversiones es una estrategia centralizada nunca antes vista y le proveerá a las cooperativas puertorriqueñas valiosa información sobre el mercado y sus tendencias, así como manejo de riesgo, asegurando un mayor éxito en sus inversiones, solvencia y liquidez. Entre las herramientas se encuentra la disponibilidad de asesores, educación continua sobre las tendencias del mercado y análisis estadístico a través del Sistema Bloomberg”, aseguró.

“Es por esto que las cooperativas del país y los socios de cooperativas deben tener la seguridad de que sus finanzas están seguras. Hoy el pueblo puertorriqueño reconoce nuestra ineludible determinación de continuar trabajando para garantizarle a los socios y constituyentes de nuestras cooperativas la seguridad en sus instituciones financieras; más aún en sus inversiones y sus acciones. Día a día superamos la promesa mediática de mantener el bienestar de nuestras Cooperativas, enfrentando la adversidad económica con agilidad, creatividad, eficiencia y propósito. ¡Ese es nuestro norte!”, finalizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.