Intenso careo por Ley de Cabotaje

4524742wEL CAPITOLIO – La senadora, Rossana López dijo el lunes que en su sexto día de vistas públicas sobre Ley de Cabotaje en el Senado, la Asociación de Navieros de Puerto Rico tomó un turno en favor de la restricción federal.

Según la legisladora, durante su ponencia el presidente de la organización, el licenciado Hernán Ayala cuestionó la credibilidad de estudios locales e internacionales de organizaciones como el World Economic Forum.

López indicó que al referirse a alrededor de una decena de estudios que marcan las limitaciones del régimen federal en la isla, Ayala afirmó que “la Ley Jones ha sido objeto de crítica, anécdotas, y expresiones pasionales y politizadas en Puerto Rico, pero entendemos que estas no están fundamentadas en data real y estudios empíricos”.

La senadora cuestionó sobre la posibilidad que estudios internacionales tuvieran visos pasionales y políticos a lo que dijo que Ayala admitió no haber leído los demás estudios realizados a través de la historia.

Por otro lado, indicó que para rescatar la presentación de los navieros, Eduardo Pagán, vicepresidente de la organización argumentó que la data recopilada en el estudio que ellos encomendaron al economista José Joaquín Villamil se compone de data confiable de 2011 hacia atrás, los mismos años en que las cuatro compañías navieras que dan servicio a Puerto Rico supuestamente conspiraron para fijar costos y por lo cual la mayoría de sus ejecutivos actualmente cumplen sentencias federales.

“Para mí es sumamente cuestionable la data que están defendiendo porque están considerando costos que fueron añadidos ilegalmente por los ejecutivos que actualmente están presos”, afirmó la presidenta de la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social del Senado.

De otra parte, López informó que en la continuación de preguntas y respuestas los navieros aceptaron que el estudio del cual ellos parten como premisa para defender la Ley de Cabotaje no considera los costos previos a que la mercancía llegue a Florida.

En cuanto a la construcción de barcos, López dijo que la Asociación de Navieros admitió que los costos de los barcos que se construyen en los Estados Unidos cuestan alrededor de 100 millones de dólares más que en el mercado internacional, lo cual debe significar un aumento en los costos de importación, puesto que ese costo en exceso lo pagaría el consumidor puertorriqueño.

Indicó que la evaluación estará a cargo de la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social. Posterior a las vistas se presentará un informe conjunto con la Comisión de Gobierno, Infraestructura e Innovación Económica la cual preside el senador Ángel Rosa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.