Fuego forestal en Cabo Rojo causó pérdidas en especies en peligro de extinción

SAN JUAN – La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, 02-17-14 extinguen fuego salinasdio a conocer que un informe científico realizado por la agencia revela que el incendio en el Bosque Estatal de Boquerón en el Municipio de Cabo Rojo ocurrido la semana pasada cerca del Faro de Cabo Rojo, causó pérdidas en especies de la flora y fauna, algunas de las cuales se encuentran amenazadas o en peligro de extinción.

Según la funcionaria, una variedad de especies características del área de costa y de bosque seco murieron quemadas y otras sufrieron daños, como el lagartijo del bosque seco, que está en peligro de extinción y donde único se encontraba era en el Bosque Estatal de Boquerón. En las 30 cuerdas de terreno que se incendiaron, también se afectaron el sapo concho, mariquitas, y el juey morado, conocido como Monita.

En cuanto a flora, Guerrero Pérez dijo que se afectaron numerosas especies de cactus, algunos centenarios, y el lirio de bosque. Se incendiaron entre 1,000 a 1,500 cactus de Melón de Costas, especie que es característica de esa área y que en los últimos años se había reducido en cobertura. Asimismo se quemó gran parte del cactus Sebucan, que es una especie que está enferma en la isla pero en el bosque estaba en buen estado de salud, y los había de más de 100 años.

En el informe se estima los daños por cuerda en 45,000 dólares (incluyendo el daño al ecosistema y el valor recreacional, cultural y visual del Bosque Estatal y el Faro Los Morillos), para un total de 1 millón 350 mil dólares.

Indicó que el bosque tenía sembrado 40 individuos de otra especie de cactus en peligro de extinción, la Harrisia puertorricensis, y después del fuego, quedaron solamente nueve. Otras especies afectadas fueron los cactus Tuna y la Petate; y los árboles Tintillo.

“El esfuerzo de un comprometido personal de la agencia y el trabajo en equipo con el Cuerpo de Bomberos, los Municipios de Cabo Rojo y Hormigueros, agencias federales y policías estatales y municipales hizo posible la labor de extinguir el fuego en prácticamente tres horas. Fueron horas de intenso trabajo”, manifestó.

Por otro lado, señaló que se necesitaron unas 45 personas para apagar el fuego que fue provocado el miércoles pasado en el área del Faro, sector Los Morrillos en Cabo Rojo. Colaboraron junto a los bomberos forestales del DRNA y el Cuerpo de Vigilantes de la agencia, el Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, personal del Municipio de Cabo Rojo, personal del Municipio de Hormigueros personal del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, la Policía Estatal y la Policía Municipal.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía para que sean partícipes, llamando al 9-1-1 cuando detecten un fuego en sus comunidades. También es importante evitar arrojar colillas de cigarrillos y quemar basura en nuestros bosques y reservas, ya que estos pueden desatar fuegos forestales de grandes proporciones como los que tuvimos la semana pasada en el Faro de Cabo Rojo”, dijo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.