Exigen se resuelva problema de liquidez con cobro del IVU

JavierIVU01_2EL CAPITOLIO – La representante Lourdes Ramos le advirtió el jueves al gobernador Alejandro García Padilla que la clase obrera y trabajadora no puede pagar los platos rotos por la situación económica, mientras “a nadie le importa” cobrar adecuadamente cerca de 1,000 millones de dólares en recaudos del impuesto sobre ventas y uso (IVU) que no llegan al fisco.

Ramos dijo que no concibe cómo García Padilla sigue confiando en los consejos de Melba Acosta y Alberto Bacó, ya que los principios básicos de incentivar la economía obligan a que no se estrangule con nuevos impuestos a la familia, máxime cuando el pueblo ha cumplido con su parte para paliar la crisis.

“Nuestro pueblo no sólo paga el IVU sino, los 54 nuevos impuestos y arbitrios que el gobierno popular decretó en menos de un año. Y Hacienda es incapaz de capturar lo que se paga en todos los sectores económicos. La degradación a chatarra viene por la falta de liquidez en el gobierno, no por incumplimiento de los trabajadores. Entonces, ¿por qué se empeña el Gobernador en seguir culpando a los que cumplen, mientras premia la ineptitud de sus allegados?”, manifestó Ramos en declaraciones escritas.

Para la legisladora, Acosta y Bacó ya deberían estar despedidos. “Han probado ser totalmente ineficientes con sus responsabilidades en el cargo, y aún así, a la secretaria de Hacienda, García Padilla le paga un sueldo extraordinario de sobre 200,000 dólares y a Bacó se le autoriza a irse de safari a Africa en medio de la crisis que anticipaba una degradación de bonos. ¡Qué pantalones!”, dijo.

Según la representante, es peor que el gobernador pretenda culpar a los maestros por defender su sustento en la tercera edad, al Tribunal Supremo por garantizar la constitucionalidad de la democracia y al pueblo trabajador, al que le amenaza veladamente con disminución de jornada, despidos y nuevos tributos.

La líder estadista recordó que toda la base que utiliza Standard & Poor’s para declarar como chatarra los bonos de la Isla, es la insolvencia que tiene el gobierno popular. Ante este hecho, explicó, lo lógico es que Hacienda recupere los recaudos del IVU que no llegan, que se permita al trabajador ganar su sustento e invertirlo en la economía y que el sector económico tenga la confianza de que el gobierno es un facilitador de sus inversiones.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.