Educación Privada pide se extienda a ese sector, programa gubernamental que paga a estudiantes examen del College Board

UnknownSAN JUAN – La Asociación de Educación Privada de Puerto Rico pidió el martes, al gobierno que extienda a ese sector el programa aprobado el pasado mes que paga a los estudiantes de niveles undécimo y duodécimo grado de las escuelas públicas del país el examen de College Board.

Según la entidad, que agrupa en Puerto Rico a más de 900 instituciones de educación privadas, con una matrícula aproximada de más de 200 mil estudiantes, esa política sobre los programas de pruebas de admisión, libre de costo, deben ser extendida a todos los estudiantes de las escuelas superiores, no importa la procedencia, e incluir cualquier tipo de examen que sea requerido para ingresar a cualquier institución de educación superior en Puerto Rico, o en el exterior.

¨El uso de fondos federales y estatales debe fomentar esta filosofía educativa, sin discrimen alguno entre los sectores educativos del país y no como dispone la ley recientemente aprobada¨, dijo en un comunicado de prensa, la doctora María Santiago Cáez, presidenta de la Asociación al señalar que de enmendarse ese estatuto para proveer igualdad en esos beneficios, no habría problemas constitucionales debido a que esa asignación de fondos no va dirigida al sostenimiento de las escuelas privadas porque el beneficio lo recibiría directamente el estudiante que toma el examen.

Según Santiago Cáez, el pasado semestre miles de estudiantes de escuelas públicas tomaron el examen del College Board y el pasado mes el gobernador Alejandro García Padilla recibió en La Fortaleza a un grupo de estudiantes del sistema público que obtuvieron las más altas calificaciones en ese examen, pero excluyó de la misma a estudiantes del sistema privado.

La doctora Santiago Cáez sostuvo que en Puerto Rico se ha generalizado la creencia de que el sistema privado y el sistema de educación público son adversarios y que están en competencia el uno con el otro.

¨Entendemos que tanto el sistema de educación público como el privado tienen fines comunes: proveer a los estudiantes de una educación de calidad y excelencia para asegurar su formación como ciudadanos responsables y proveerle las destrezas básicas para ayudarles a definirse y continuar sus estudios superiores hasta alcanzar sus propias metas¨, dijo.

Según la educadora, en el sector privado existen también estudiantes con las mismas necesidades económicas que confrontan los estudiantes del sector público ya que muchos padres, buscando mejores alternativas educativas para sus hijos, optan por hacer grandes sacrificios económicos y matriculan a sus hijos en escuelas privadas.

La Asociación de Educación Privada de Puerto Rico celebra a partir de mañana, hasta el viernes, su convención anual con una agenda en la que destacan los temas del uso de tecnología en el sistema educativo, la convivencia y la paz en las comunidades académicas y un centenar de talleres para mejorar la calidad de la enseñanza a través de, la formación de maestros y administradores del sistema.

Según Santiago Cáez, la importancia de este evento es el valor añadido al desarrollo profesional del personal de las escuelas y colegios que asista, tanto administrativo como académico.

Agregó que la asociación que preside tiene como uno de sus propósitos ofrecer esas experiencias educativas a sus socios, aunque en la convención pueden participar colegios y escuelas no asociadas.

“Nuestras escuelas privadas siempre han demostrado su compromiso y esfuerzo por mantenerse al día sobre estrategias innovadoras que redunden en el bienestar de sus estudiantes. El sector de la educación privada es una columna de soporte fundamental en el desarrollo socio económico de nuestro país”, señaló.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.