Demoledor informe de la Contralor sobre administración de exalcalde de Florida

exalcalde, José Aarón Pargas Ojeda,

exalcalde, José Aarón Pargas Ojeda,

SAN JUAN – Un contundente informe emitido por la Oficina de la Contralora, Yesmín Valdivieso, sobre las operaciones fiscales de la Administración Municipal de Florida, bajo a la incumbencia del exalcalde novoprogresista, José Aarón Pargas Ojeda, fue publicado el viernes, revelándose entre otras irregularidades déficit presupuestarios, sobregiros, pagos de cheques sin fondos, desaparición de documentos, aprobación de ordenanzas municipales contrarias a la Ley y uso de computadoras municipales para ver pornografía, entre otras irregularidades.

La auditoría cubrió el periodo del 1 de enero de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2011.

El informe indica que “las pruebas efectuadas revelaron desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación relacionadas con la administración del presupuesto”, indicándose en el primer hallazgo que se detectó déficit presupuestario; sobregiros en fondos y en partidas presupuestarias; y cargos cobrados por el banco por sobregiros en cuentas bancarias por cheques y transacciones electrónicas pagados sin fondos.

El documento destacó que también se realizaron transferencias de crédito entre partidas presupuestarias sin las certificaciones de sobrantes y otras no remitidas a la Legislatura Municipal.

Entre las denuncias, se dio a conocer la contratación de una obra para la que el contratista presentó una fianza de ejecución falsa, y la negligencia por parte de una funcionaria municipal al no validar la fianza; así como la construcción de obras sin obtener previamente los permisos de construcción requeridos, y penalidad no impuesta a un contratista por la entrega tardía de una obra.

También se destacó el hallazgo 5, en el que se informó sobre el uso de computadoras del Municipio para propósitos ajenos a la gestión pública, y otras faltas en los controles internos relacionadas con el uso y la protección de las mismas.

Específicamente, los auditores examinaron cinco computadoras de escritorio asignadas a los departamentos de Ayuda al Ciudadano, Programas Federales, Auditoría Interna y Recursos Humanos.

“Un examen del contenido del disco duro de dichas computadoras reveló que:

1) En diciembre de 2010, se utilizó indebidamente una computadora para acceder a una página en Internet de contenido sexual. A la fecha de nuestro examen, la computadora estaba asignada, mediante recibo de propiedad en uso, a una funcionaria.

2) Otra de las computadoras se utilizó para tener acceso a una página en Internet con contenido de índole político-partidista. La referida página en Internet contenía fotos de una caravana política celebrada en el 2008.

3) Cuatro computadoras se utilizaron para acceder a 23 páginas en Internet relacionadas con redes sociales, dedicadas a conocer y a comunicarse con otras personas.

4) En dos computadoras asignadas a la Oficina de Programas Federales se grabaron 136 archivos de música.”, reza textualmente el informe.

Entre otros hallazgos se destacan el incumplimiento de ley sobre el envío de contratos a la Oficina del Contralor de Puerto Rico; contrato de servicios profesionales con vigencia retroactiva; y créditos no obligados al momento de otorgarse los contratos. También el pago de multas, de intereses, de penalidades y de recargos por remesar tardíamente las retenciones y las aportaciones al Seguro Social Federal, y atrasos en el pago de deudas a agencias gubernamentales.

También se reveló que no se efectuaron investigaciones administrativas sobre accidentes.

“La situación comentada denota que el entonces alcalde y la directora de Finanzas en funciones no cumplieron con las disposiciones citadas ni administraron adecuadamente las finanzas del Municipio”, apunta el documento.

También se señaló que al 31 de diciembre de 2011, estaba pendiente de resolución en el Tribunal Superior de Arecibo una demanda presentada contra el Municipio por $125,000 por daños y perjuicios, discrimen por edad, creencias políticas y religiosas y represalias.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.