Casellas no estará presente para su sentencia

20120905_RC_CASELLAS_LADO24-300x1953BAYAMÓN  – El abogado defensor de Pablo Casellas, el licenciado Harry Padilla presentó el jueves en la mañana un escrito informando que su cliente no habría de estar presente para la lectura de sentencia por el caso de asesinato por el que fue hallado culpable el mes pasado.

El documento, titulado “Escrito informado que el aquí compareciente no asistirá al acto ministerial del acto de sentencia, pues renuncia al mismo de forma libre, inteligente, voluntaria, expresa y con pleno conocimiento de causa”, señala que Casellas Toro tiene derecho a estar o no presente en todas las etapas del proceso, incluyendo el pronunciamiento de la sentencia.

En la moción, Padilla hace una severa crítica a la cobertura que ha recibido el caso por parte de los medios de comunicación.

“Esto será un momento triste en nuestra historia judicial… la autorización para que se transmita en vivo el acto de pronunciamiento de la sentencia del aquí compareciente, tornará el momento en un espectáculo público. Algunos medios de comunicación están –tanto la prensa escrita como la televisión- invitando a la ciudadanía a que vean la transmisión”, señala el escrito.

Aunque la defensa presentó esta moción, Casellas, llegó al Tribunal de Bayamón a eso de las 8:20 de la mañana en una guagua del Departamento de Corrección y fuertemente escoltado.

Sin embargo, a su llegada al Tribunal de Bayamón, en entrevista con un medio televisivo (Telenoticias), Padilla no quiso adelantar si presentarían alguna moción sobre el asunto. No obstante, aseguró se cliente está bien de salud y lúcido. Por su parte, el abogado, Arturo Negrón dijo los planteamientos sobre el particular se harían en sala.

No obstante, Negrón dijo presentaron una moción en la que explican detalladamente las razones por las que el juez José Ramírez Lluch no debe considerar los agravantes relacionados a los cargos de Ley de Armas y destrucción de evidencia como parte de la sentencia.

En el documento titulado “Escrito reclamando que al dictarse sentencia no procedan agravantes y que son de aplicación las figuras del concurso de disposiciones penales y el concurso real”, la defensa propone la condena contemple solo los 99 años que conlleva el delito de asesinato en primer grado.

Esta semana se levantaron cuestionamientos, sobre si el convicto acudiría a la vista de sentencia y sobre su procesabilidad debido a su salud mental, luego que el lunes fuera transportado al Hospital Psiquiátrico Correccional en Río Piedras. Por otro lado, trascendió que las autoridades federales ordenaron al individuo a comparecer a una vista relacionada al delito de mentir sobre el caso del “carjacking”, independientemente de cuál sea su condición de salud y si se encuentra en la prisión o el hospital.

Casellas Toro fue encontrado culpable por un jurado el pasado 22 de enero luego de cerca de 15 días de juicio en el caso que ha sido uno de los más notorios en el país. Además, fue procesado por mentir sobre un crimen.

El asesinato de Paredes ocurrió el 12 de julio de 2012 en la residencia del matrimonio en la urbanización Tierra Alta III de Guaynabo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.