Alianza Católica Puertorriqueña condena casos de pederastia de sacerdotes

enlacesSAN JUAN – La organización Alianza Católica Puertorriqueña por la Vida y por la Patria, entidad que agrupa laicos católicos, condenó el viernes actos de pederastia cometidos por cualquier miembro de la sociedad e hizo un llamado a todos los sectores sociales del País “para combatir la comisión de este delito que, además, es un pecado abominable”.

“Reconocemos que la pederastia es un mal social que, muy lamentablemente, también se ha filtrado al interior de la Iglesia. La Iglesia Católica universal, así como nuestros obispos, lo han reconocido y han decidido actuar con diligencia y severidad ante las querellas de abuso sexual de menores presentadas en el foro eclesiástico”, indicó la agrupación en un comunicado de prensa.

El grupo rechazó, sin embargo, lo que describió como acusaciones de encubrimiento que el Gobierno ha imputado, de forma generalizada, a la Iglesia Católica en Puerto Rico.

”El asunto se ha sacado de proporción y peca de ser una pesquisa particularizada contra esta institución, como si sólo en ella se dieran casos de pederastia e incluso, como si fuera el lugar de mayor incidencia. Nada más lejos de la verdad”, indica en las declaraciones escritas.

La entidad afirmó que “ciertamente, nada justifica ni minimiza un solo acto de pederastia perpetrado por sacerdotes”, y que combatirá la situación independientemente de la cifra o el porcentaje de incidentes.

“Ahora bien, tampoco se debe permitir que diversos grupos y organizaciones, aprovechándose de las circunstancias, lancen una campaña de manipulación y desinformación para atacar a la Iglesia y adelantar sus agendas particulares”, apuntaron.

Mientras tanto, defendieron la posición de la jerarquía católica de reservarse la identidad de las víctimas, si al momento de denunciar los actos de pederastia ya eran adultos, aun cuando el delito se perpetrara cuando eran menores.

“Actualmente, la Iglesia tiene el deber de informar a la autoridad civil sobre un posible caso de abuso sexual cuando la víctima, al momento de querellarse, es menor de edad. Si la víctima fue abusada sexualmente cuando era menor de edad, pero en el momento de querellarse ya era mayor de edad, la Iglesia Católica no tiene obligación legal de informar a la autoridad civil. Es decir, lo determinante en cuanto a la obligación de informar a la autoridad civil es que, la víctima, en el momento de acudir a las autoridades eclesiásticas, tenga menos de 18 años”, aseguró la Alianza.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.