Alcalde de Gurabo anuncia reestructuración para garantizar continuidad de servicios municipales

Cuatro ejes fundamentales de la reestructuración

Cuatro ejes fundamentales de la reestructuración

GURABO  – El alcalde de esta municipalidad, Víctor M. Ortiz Díaz, anunció que ha iniciado una reestructuración fiscal como consecuencia de la difícil situación económica que atraviesa el Gobierno Municipal ante la merma en ingresos y el impacto que ya están teniendo sobre las arcas municipales las nuevas medidas impositivas promovidas por la actual administración del gobierno estatal.

“En el día de ayer tuve una de las más difíciles labores como ejecutivo municipal al tener que comunicar a mis compañeros y empleados municipales la difícil situación que atraviesa nuestro Gobierno Municipal y que, no empece a todas las medidas que responsablemente estamos tomado como parte de un plan de reestructuración, no hemos visto en la obligación de implantar”, expresó Ortiz Díaz, durante un mensaje sobre el estado de situación.

El funcionario explicó que al igual que ha ocurrido a la ciudadanía en general, el Gobierno Municipal ha experimentado una reducción en ingresos y un aumento en costos que no estaban proyectados. Esto ha provocado que no haya suficiente fondos disponibles para cumplir con las responsabilidades básicas, incluyendo gastos relacionados a nómina, razón por la cual ha tenido que recurrir a la cancelación de 58 contratos de empleados transitorios para poder garantizar la continuidad de los servicios municipales a la ciudadanía.

“Ha sido un proceso difícil, doloroso y por el cual no hubiera tenido que tener que pasar. Pero, mi responsabilidad es administrar responsablemente las arcas de este municipio y lamentablemente no he tenido otra alternativa”, sostuvo el Ejecutivo Municipal.

Agregó que los empleados formaban parte del Programa de Empleos Municipales del Gobierno Municipal de Gurabo y para los cuales había identificado fondos hasta el 31 de diciembre de 2013. Aseguró que hizo las gestiones pertinentes para conseguir los fondos necesarios para la continuidad de estos contratos hasta el 30 de junio pero, las ayudas estatales fueron denegadas por lo que su Administración Municipal no tuvo otra alternativa que cubrir con fondos municipales los meses de enero y febrero, ya en negativo, a un costo de $194,000.

Actualmente, el Gobierno Municipal tiene un presupuesto operacional de $22.8 millones y una insuficiencia acumulada de aproximadamente $5 millones. Los gastos de nómina anual son de unos $7.8 millones.

Mientras que los gastos operacionales han aumentado significativamente, incluyendo los gastos en utilidades como el servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica y de Acueductos y Alcantarillados así como de servicios telefónico. Además, leyes recién aprobadas como la Ley 18 y 19 del 24 de enero de 2014, que reestructura el ingreso del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) y le reduce el por ciento destinado a los municipios de un 1.5 por ciento a 0.7por ciento, tiene un impacto significativo en los ingresos de los municipios y Gurabo no es la excepción.

“Si recaudábamos $150,000 mensuales del total del IVU Municipal, solo tendremos disponible ahora $70,000 lo que equivale a una pérdida de $960,000 anuales. Ese es dinero que ahora no tenemos para cumplir con nuestros servicios a la ciudadanía y poder seguir cumpliendo con nuestras responsabilidades. En un municipio pequeño como el nuestro eso es un gran golpe y bajo la crisis económica que estamos atravesando nosotros y la mayoría de los gobiernos municipales”, sostuvo Ortiz Díaz en declaraciones escritas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.