AGP: “No es tiempo de echar culpas ni responder a ataques politiqueros”

AGP_alejandro_garcia_padilla_2-360x225-300x187LA FORTALEZA – El Gobernador de Puerto Rico Alejandro García Padilla confirmó el martes en la tarde la degradación del crédito de Puerto Rico por parte de la casa acreditadora Standard & Poors (S&P) a nivel de “chatarra”.

“En el día de hoy la agencia evaluadora de crédito Standard & Poors emitió un informe degradando el valor del crédito de las obligaciones Puerto Rico, y algunos créditos relacionados. Esta determinación es el resultado de decisiones fiscales tomadas por décadas… decisiones irresponsables que se tomaron por muchos años a nombre del crédito de este país, a nombre del crédito de futuras generaciones, incluyendo la nuestra, la presente”, señaló el Gobernador.

“Mi administración no será la responsable de esta degradación, pero como gobernador, me hago responsable de sacar al país de ella”, añadió en tono solemne García Padilla, quien recalcó que no se propone echar culpas o responder a “ataques politiqueros”

El gobernador, que estuvo acompañado de su equipo financiero durante la conferencia de prensa en La Fortaleza, enumeró las acciones que su administración ha tomado durante el pasado año para impedir la degradación crediticia de la isla, entre las que destacó el aumento en los recaudos del fisco y la reducción en los costos operacionales del gobierno, además de las reformas de los sistemas de pensiones de los empleados públicos, de los maestros y de la judicatura. No obstante, García Padilla reconoció que “ciertamente, no ha sido suficiente”, refiriéndose a la degradación crediticia.

“Compatriotas, hoy le digo a cada uno de ustedes que asumiremos este nuevo reto y cumpliremos con las responsabilidades que de inmediato este reto supone”, aseguró García Padilla al país, a la vez que garantizaba que el gobierno seguirá operando y ofreciendo sus servicios como de costumbre.

Pero David Chaffey, presidente de la Junta de Directores del Banco Gubernamental de Fomento, señaló durante la conferencia de prensa que la liquidez del gobierno llega solo hasta el próximo 30 de junio, fin del año fiscal.

“Tenemos liquidez, tenemos el efectivo, por lo menos hasta junio 30 de este año”, señaló Chaffey.

García Padilla señaló que, según se desprende del propio informe de S&P, después de las medidas tomadas por su administración la casa acreditadora debía subir la clasificación de los bonos de Puerto Rico, no degradarla.

“El informe dice que la situación financiera del país ameritaba un aumento en el crédito. Que, lo que hemos hecho era para un aumento en el crédito, pero, que hay tres cosas que hacen que eso cambie”, dijo el Gobernador refiriéndose específicamente al problema de fondos en los sistemas de retiro, la liquidez del gobierno y la limitación en el acceso a los mercados de bonos.

Para García Padilla las casas acreditadoras aparentemente han jugado un papel particular en esta degradación del crédito porque han sido ellas las que constantemente han cambiado las condiciones con las que Puerto Rico debe cumplir.

“Hemos hecho todo lo que ellos habían señalado, pero cada vez que lo hacíamos, ellos movían la línea de llegada más lejos”, denunció García Padilla.

Sobre las penalidades por la degradación en términos de la maduración acelerada de los bonos, Chaffey explicó que no alcanza a los mil millones de dólares como se ha dicho, y que tampoco ocurre de momento. Unos 575 millones por maduración temprana deberían pagarse en los primeros 90 días, mientras que otros 375 millones deberán pagarse seis meses después de la degradación.

Como parte de las estrategias para atender la degradación del crédito de la isla, el Gobernador instruyó a su equipo fiscal a iniciar la presentación de medidas legislativas dirigidas a reducir el déficit del presente año fiscal, a la vez que continúa trabajando en diferentes alternativas de financiamiento que se le han presentado al gobierno.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.