A enfrentar la justicia dos hombres de Toa Baja y Ponce por violencia doméstica

Unknown15TOA BAJA – Las autoridades informaron el sábado sobre dos casos de violencia doméstica en los municipios de Toa Baja y Ponce en donde se le radicaron cargos a los presuntos agresores, siendo uno de estos buscado para su arresto.

Uno de los casos fue el de José L. Ortíz Marrero residente del municipio de Toa Baja, a quien se le radicaron cargos por un incidente de violencia doméstica ocurrido el día 6 de febrero del 2014 a las 2:00 de la tarde en la calle Milagrosa del barrio Sabana Seca de Toa Baja.

La fiscal Mibaris Rivera de la Fiscalía Especializada de Violencia Doméstica de Bayamón ordenó a radicar cargos por los artículos 3.3 de la Ley 54, 93b, 93e y 109 del Código Penal, 5.05 de la Ley 404 de Armas y 58 de la Ley 246 de Maltrato a Menores

La juez María L. Rodríguez del Centro Judicial de Bayamón determinó causa imponiendo una fianza global de 3 millones de dólares la cual no fue prestada por Ortíz Marrero, siendo ingresado en la Cárcel Regional de Bayamón, Anexo 705.

De otra parte, en Ponce, la División de Violencia Domestica del Área de Ponce, radicó cargos en ausencia contra Jesús J. Albino De Jesús de 22 años, vecino del residencial La Ceiba de La Perla del Sur, por los Delitos Violencia Doméstica, Ley de Armas y Maltrato de Menores.

Según el relato policial, para el 6 de febrero de 2014 en horas de la noche, presuntamente Jesús J. Albino, utilizando un arma de fuego amenazó a su excompañera en presencia de menores y luego le realizó un disparo al apartamento donde estos viven.

Este caso fue consultado con la fiscal Ruth Pérez, llevado ante la presencia de la juez Adria Cruz quien luego de escuchar las pruebas encontró causa en ausencia por dos cargos de Maltrato de Menores, dos cargos por el Artículo 3.2D de la Ley 54, 3 cargos por el Artículo 3.3 de la Ley 54, 2 cargos por el Artículo 5.04 y el Artículo 5.15 de Ley de Armas y 1 cargo 5.05 de Ley de Armas, imponiendo una fianza de 300 mil dólares y expidió una orden de arresto.

El caso fue investigado por el agente Héctor Torres bajo la supervisión del sargento Germán Aponte de la División de Violencia Doméstica, y radicado por la fiscal Ruth Pérez del Tribunal de Ponce.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.