Unido el movimiento obrero en apoyo al paro magisterial

logo-sistema-de-retiro-para-maestrosSAN JUAN – El movimiento obrero boricua se presentó unido el lunes para respaldar el paro de 48 horas decretado por el magisterio en protesta por la controvertible reforma al Sistema de Retiro de Maestros (SRM).

Dirigentes sindicales de diferentes sectores laborales del país se unieron en una sola voz durante la rueda de prensa efectuada frente al edificio del SRM en Hato Rey para exhortar a la clase trabajadora del país a no enviar a sus hijos a las aulas del Departamento de Educación mientras dure el paro magisterial y anunciaron que cada una de las organizaciones del movimiento obrero adoptará diferentes escuelas en apoyo a la protesta y para fortalecer las líneas de piquetes.

Los dirigentes obreros sostuvieron que “es una obligación moral cerrar filas con el magisterio en su lucha contra la pretensión gubernamental de poner siempre el peso de las crisis cíclicas y estructurales de las instituciones gubernamentales del país sobre los hombros de la clase trabajadora, y en este caso la crisis actuarial del Sistema de Retiro de los Maestros sobre los hombros de los educadores del sistema público de enseñanza”.

Todos en una sola voz concordaron en condenar lo que llamaron como la manera atropellada y precipitada con que se aprobó esta reforma al SRM y dijeron que “resulta patético que después de convertir la reforma en ley, el gobernador Alejandro García Padilla haga convocatorias a diálogos con los educadores, porque esto es poner la carreta delante de los bueyes”.

“Es insólito que se legisle y convierta impositivamente en ley un asunto para luego hacer convocatorias a un diálogo sobre lo que ya se aprobó atropellada y arbitrariamente”, acotaron.

Indicaron que ni el gobernador ni la mayoría del partido de gobierno en la Legislatura han sido claros y transparentes con esta reforma al sistema de retiro magisterial y lo que ha habido es una manipulación estadística y una falta de claridad en la explicación de los alcances reales del estatuto aprobado, tratándole de atribuir virtudes y beneficios a lo que es una medida de ajuste para intentar resolver un déficit actuarial.

Los sindicalistas pusieron a disposición del magisterio la experiencia acumulada en procesos de negociación y aconsejaron al gobernador a que no se limite a una retórica de diálogo superficial y se mueva a un proceso de negociación que produzca resultados y compromisos en beneficio de los trabajadores y del país.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.