Tony Soto dice que la “secretaria de Hacienda acepta que sus políticas fracasaron, pero no encaminan soluciones reales”.

443314_hacienda-puerto-rico-rescate-federalEL CAPITOLIO – Luego de darse a conocer que la secretaria de Hacienda, Melba Acosta, “aceptó públicamente que las condiciones fiscales de hoy no son las mismas que las de abril de 2013”, el representante novoprogresista, Antonio “Tony” Soto Torres, exhortó el jueves, a que “reconsideren sus políticas económicas y eviten que el próximo año la Administración de García Padilla tenga que volver a lamentarse que sus iniciativas fiscales fracasaron. Lo que se juega Puerto Rico es mucho como para que sigan posponiendo acción efectiva para activar la economía.”

El representante Tony Soto puntualizó que “es de las pocas veces que coincido con La Secretaria de Hacienda. En efecto, la realidad fiscal de hoy es bien distinta a la de abril de 2013. Les falta aceptar que quienes no han sabido enfrentar los retos actuales son Alejandro García Padilla y su Administración. Los responsables de la caída en todos los indicadores económicos de abril de 2013 a enero de 2014, son ellos. Basta de excusas. ”

Soto Torres trajo a la atención de la mayoría parlamentaria que el debate que se ha desatado en Puerto Rico, a raíz de la propuesta del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de aumentar el salario mínimo federal de 7.25 a 10.10 dólares, es uno medular para Puerto Rico.

“Las condiciones de Puerto Rico y las del resto de los Estados Unidos son bien distintas. A nivel nacional la economía muestra signos reales de recuperación, pero a nivel local los indicadores siguen en picada. El aumento del salario mínimo, en circunstancias propicias, genera aumento en el dinero disponible del trabajador y eso tiene un impacto positivo en la economía. Pero en Puerto Rico, ese aumento llegaría cuando el gobierno de García Pandilla ya tiene ahogado al pueblo y a los negocios con más de 54 nuevos impuestos. Por eso recalco que es importante que se evalúe el revertir los impuestos a los negocios para que estos puedan asumir el gasto en pago de nómina adicional que implicaría el aumento en salario mínimo”, añadió el líder del PNP.

Según Soto Torres, “es necesario crear las condiciones económicas en Puerto Rico para enfrentar el posible aumento salarial. Desde un principio, advertimos que las políticas económicas de esta Administración nos llevarán por mal camino; que el remedio que implementaron fue por mucho peor que la enfermedad.”

El representante por Cataño, Guaynabo y Bayamón destacó que “desde el mes de julio de 2013, advertimos de las consecuencias nefastas que tendrían todos estos impuestos en la economía de la Isla. Inclusive, radicamos la Resolución de la Cámara 593, que proponía hacer un análisis del impacto que estos nuevos impuestos pudiesen tener en nuestra economía. Sin embargo, ahora, cuando Barack Obama anuncia su propuesta para aumentar dramáticamente el salario mínimo federal, en lugar de verlo como una oportunidad de aumentar movimiento económico, lo que se crea es mayor incertidumbre, precisamente, porque la enorme cantidad de impuestos aprobados por esta Administración, hacen prácticamente imposible que los patronos puedan asimilar el propuesto aumento salarial. Nuestro llamado es que se apruebe la Resolución y dejen de implementar políticas que son obstáculos al desarrollo económico.”

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.