Santini desconocía lo que hacían sus empleados según informe de la Contralora

imagesSAN JUAN – El exalcalde de San Juan Jorge Santini, envió una misiva en respuesta a un informe de la Oficina del Contralor revelado el martes, en la que expuso seis hallazgos sobre operaciones relacionadas con las recaudaciones, los ingresos, las cuentas bancarias y los controles administrativos” y del cual aseguró que “no tenía control”.

Según el informe, Santini no dio respuesta alguna a las irregularidades en el informe que comprende desde el 1 de julio de 2007 al 31 de diciembre de 2010.

“Las situaciones comentadas en los hallazgos de este Informe fueron remitidas al entonces alcalde, licenciado Jorge A. Santini Padilla, mediante cartas de nuestros auditores, del 1 de junio y del 12 de septiembre de 2011. El entonces alcalde no remitió sus comentarios a las cartas a la gerencia remitidas… El entonces alcalde, mediante carta del 19 de abril de 2013, nos indicó que no podía contestar los hallazgos del borrador de este Informe, debido a que no tenía acceso a la información en el Municipio, y a que las actuaciones y transacciones comentadas no le constan de propio y personal conocimiento, ya que no supervisaba directamente los departamentos ni sus operaciones”, reza parte del informe del Contralor.

El hallazgo número uno, expone: “Déficits presupuestarios en los Fondos Operacionales; y cargos por sobregiros, por servicios, por cheques y transacciones electrónicas, pagados sin fondos en cuentas bancarias”, según detalla el informe.

“El examen realizado sobre las operaciones del Municipio reveló que este tenía un déficit acumulado en los fondos operacionales correspondientes al año fiscal 2007-08 por 19,510,961 dólares, al 2008-09 por 18,447,256 dólares y al 2009-10 por 18,438,846 dólares, según se refleja en los estados financieros auditados por contadores públicos autorizados. Estos representaron un 4 por ciento del presupuesto total del Municipio aprobado para sus gastos de funcionamiento para esos años fiscales. Una situación similar se comentó en el Informe de Auditoría M-04-23 del 12 de diciembre de 2003. Nuestro examen reflejó que de enero de 2002 a diciembre de 2010, cuatro bancos depositarios de los fondos del Municipio efectuaron cargos bancarios por 3,869,842 dólares en la Cuenta Corriente (3,012,463 dólares) y en tres cuentas especiales ($857,379). De estos, 3,004,295 dólares fueron cargos por sobregiros, 856,937 dólares por cargos por servicios y $8,610 por cargos por cheques y transacciones electrónicas pagados sin fondos. Los sobregiros en dichas cuentas fluctuaron de 112,953 dólares a 26,855,644 dólares”, reza el informe.

El hallazgo dos declara “cuentas por cobrar atrasadas para las cuales no se realizaban gestiones de cobro efectivas, y pagos realizados a un contratista sin retener el importe por deuda correspondiente al Impuesto Sobre Ventas y Uso”.

El hallazgo número tres expone, “tarifas cobradas por varios conceptos que no estaban incluidas en la reglamentación del Centro de Control y Adopción de Animales del Municipio, y otros conceptos cobrados que no estaban de acuerdo con lo establecido en la reglamentación”.

Según el informe, el hallazgo número cuatro especifica “deficiencias y falta de controles internos sobre las recaudaciones, sobre los sellos para las certificaciones, sobre los inventarios perpetuos de los cheques en blanco, sobre los certificados de patentes y tareas conflictivas realizadas por dos recaudadores”.

Asimismo, el hallazgo número cinco se refiere a “deficiencias relacionadas con el Fondo de Caja Menuda asignado al Departamento de Obras Públicas, con el Fondo Especial de Caja para Atender Situaciones de Emergencia o Desastre y falta de fiscalización por parte de la Unidad de Auditoría Interna”.

Por último, el hallazgo número seis expones la “cesión para la administración de un parque a una asociación sin fines de lucro sin la autorización de la Legislatura Municipal y sin formalizar un contrato escrito”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.