Ponce sufrió “revanchismo” político en primer año de García Padilla

ponce_banPONCE – “Los residentes de Ponce no solo fueron olvidados por la administración del gobernador, Alejandro García Padilla, durante su primer año de gobierno, sino que además han sido castigados por él, sólo porque la ciudad está en manos del partido contrario”, aseguró el jueves el representante del Partido Nuevo Progresista, Luis ‘Tato’ León Rodríguez.

“Desde el primer momento el Gobernador decidió castigar a Ponce por revanchismo político. Primero vimos como en su primer presupuesto, García Padilla no asignó ni un dólar para el Puerto de Ponce. Tampoco realizó ninguna distribución de fondos para obras de infraestructura como son las mejoras en los servicios de agua y electricidad, así como la repavimentación de carreteras estatales y la construcción de nuevas vías de rodaje. Nada, eso fue lo que nos dio”, señaló León Rodríguez en un comunicado de prensa.

El legislador estadista además acusó a los legisladores de la mayoría del Partido Popular Democrático, especialmente a los que representan a Ponce, de ser cómplices en este “revanchismo”, por hacerse de la vista larga cuando le quitaban a la Ciudad Señorial los recursos necesarios para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

“En la primera sesión extraordinaria que convocó el Gobernador, los legisladores del partido popular se repartieron sobre 136 millones de dólares y a Ponce apenas le asignaron $200 mil para una cancha de baloncesto. No le dieron ni un centavo para arreglar algunas de las carreteras que están en pésimo estado y son un peligro para la ciudadanía. Tampoco le dieron nada para reparar escuelas. Fue una pena como ninguno de los colegas de la mayoría parlamentaria dio la pelea por Ponce. Me dejaron solo luchando por nuestros recursos”.

León Rodríguez también recalcó otros “abusos” cometidos por esta administración contra la Perla del Sur, incluyendo la implementación de la Ley número 3, mejor conocida como el ‘retirazo’.

“Esta ley de retiro, sin planificar sus consecuencias, provocó el retiro prematuro de miles de empleados públicos en Ponce, condenándolos a una vida de necesidades económicas en los momentos más difíciles: la vejez. Para continuar con el patrón de abandono, García Padilla no ha arreglado ninguna escuela en nuestra ciudad, afectando la calidad de la educación a nuestros jóvenes. El desempleo esta sobre el 15 por ciento y no hay ningún paquete de ayuda por parte de la administración central. Este es parte del nefasto legado del Gobernador en Ponce durante el 2013”.

El representante ponceño culminó diciendo que espera que el nuevo año cambie la postura de García Padilla, y le “habrá los ojos a la necesidad de tratar a todos los municipios de la misma manera sin importar el color que presenta su alcalde”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.