Pierluisi le presenta a Obama su visión sobre los próximos pasos para la admisión de Puerto Rico como un estado

pierluisiWASHINGTON, DC – Mediante una carta, el Comisionado Residente en Washington, Pedro Pierluisi, le presentó el jueves, al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, su visión de cómo se deben utilizar los 2.5 millones de dólares en fondos federales para que finalmente se resuelva el asunto del estatus político de Puerto Rico.

“Un voto sobre la admisión sobre la admisión de Puerto Rico como un estado es la manera más lógica, justa y apropiada de proceder después de los resultados del plebiscito de noviembre de 2012, pues la estadidad obtuvo la mayor cantidad de votos. Estructurar el voto de esta manera es completamente consistente con el lenguaje de la Ley de Asignaciones Consolidadas. La ley requiere explícitamente que los fondos sean utilizados para un plebiscito – es decir, un voto del pueblo – no una asamblea constituyente o cualquier otro proceso o mecanismo que pudiera evadir o manipular el proceso democrático y socavar la inviolabilidad de “una persona, un voto”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

La misiva también fue enviada al Secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, y los co-presidentes del Grupo Especial de Trabajo de la Casa Blanca sobre Puerto Rico: el Secretario Adjunto de Justicia federal, Tony West, y el Director de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, David Agnew.

El Comisionado Residente reconoció los esfuerzos de la administración en respuesta al plebiscito de noviembre de 2012 y se mostró complacido de haber trabajado estrechamente con la Casa Blanca y el Congreso para lograr que la ley Omnibus, la cual establece las asignaciones de fondos de todo el gobierno federal, incluyera $2.5 millones para un proceso plebiscitario que resuelva el estatus político de Puerto Rico. De igual manera, Pierluisi considera que la administración debe formar parte activa del desarrollo de este proceso plebiscitario.

“Habiendo logrado tanto, tenemos que continuar hacia adelante con ahínco. Por eso, respetuosamente exhorto a su administración a tomar un rol activo y asertivo en el proceso de estructurar este plebiscito como un voto sobre la admisión de Puerto Rico como estado”, le expresó Pierluisi al Presidente Obama.

En su carta Pierluisi se refirió a la lucha por la igualdad del Dr. Martin Luther King para colocar el asunto del estatus político de Puerto Rico en un contexto histórico más amplio destacando que la Declaración de Independencia y la Constitución de Estados Unidos se basan en los principios de que “todos los hombres son creados iguales” y de que no existe ciudadanía de segunda clase en esta nación.

“Hay un hecho simple e indiscutible: el estatus actual de Puerto Rico no puede reconciliarse con los principios que el Dr. King defendió con su lucha. Puerto Rico tiene más ciudadanos americanos que 21 estados. Los hijos e hijas de la Isla han servido en las fuerzas armadas en grandes números desde la Primera Guerra Mundial hasta Afganistán. Sin embargo, mis constituyentes no pueden votar por su presidente y comandante en jefe, no tienen representación en el Senado, cuentan con un representante sin derecho al voto en la Cámara federal, y son tratados de manera desigual bajo importantes leyes federales”, señaló Pierluisi.

“Esta falta de igualdad política y económica es la razón principal por la que Puerto Rico ha enfrentado severos retos económicos, sociales y demográficos por tanto tiempo”, añadió.

Además, el Comisionado Residente citó al Presidente de la Comisión de Energía y Recursos Naturales del Senado, Ron Wyden, en la vista pública en el Senado el 1 de agosto de 2013 en la que dijo que: “La relación actual socava la posición moral de Estados Unidos ante el mundo. Para una nación fundada en los principios de la democracia y el consentimiento de los gobernados, ¿cuánto tiempo más América puede permitir que esta condición continúe donde casi cuatro millones de ciudadanos americanos no pueden votar en el gobierno que crea las leyes nacionales que afectan su diario vivir?”

El Comisionado Residente explicó que la disposición dentro de la ley está cuidadosamente escrita y exige que el plebiscito avalado por el gobierno federal debe ser realizado entre una o más opciones que “resuelvan” el asunto del estatus. Enfatizó que la estadidad resolvería el asunto del estatus porque es permanente y final. Por el contrario, mientras Puerto Rico continúe siendo un territorio, todavía tiene el potencial para convertirse en un estado o en una nación soberana. “Como el estatus territorial actual no resuelve – y no podrá resolver – el asunto, no debería ser una opción en la papeleta, particularmente porque fue rechazada contundentemente por los electores en el plebiscito de noviembre del 2012”, puntualizó Pierluisi.

“La Administración de Obama, como las administraciones de Clinton y George W. Bush, ha rechazado una propuesta conocida como el “ELA Mejorado” – presentada por el Partido Popular Democrático. Los líderes de más alto rango en el Comité de Energía y Recursos Naturales también han rechazado esta propuesta en múltiples ocasiones desde el comienzo de esta administración debido a que no es viable y no debe ser considerada, pues confunde el debate y socava los esfuerzos para resolver este asunto de gran importancia tanto para Puerto Rico como para los Estados Unidos”, sostuvo Pierluisi.

El Comisionado Residente explicó que si los líderes del Partido Popular Democrático insisten en incluir el “ELA Mejorado” en la papeleta del plebiscito, la misma debe ser rechazada por el Departamento de Justicia y los fondos federales no deberán ser desembolsados.

“Es importante enfatizar que esta disposición que logramos con el lenguaje de la Ley Omnibus es una asignación “sin año”, lo cual significa que los fondos continuarán disponibles hasta que sean utilizados para llevar a cabo un plebiscito válido, en vez de tener que revertir al Tesoro de Estados Unidos”, añadió.

Pierluisi reseñó que tanto Alaska como Hawái llevaron a cabo un plebiscito con una sola pregunta: ¿Debería Alaska/Hawái ser admitido inmediatamente a la Unión como un estado? En ambos casos el resultado del voto llevó a actuar al gobierno federal teniendo como resultado la estadidad.

Asimismo, el Comisionado Residente explicó que la papeleta deber ser substancialmente la misma papeleta propuesta en el H.R. 2000, el Puerto Rico Status Resolution Act, proyecto de ley que provee para un voto en Puerto Rico sobre la admisión del territorio como un estado y describe los pasos que el gobierno federal tomaría si la mayoría de los electores favorecen la admisión. Consistente con este proyecto, el plebiscito debe preguntarle a los electores una sola pregunta:

“¿Quieres que Puerto Rico sea admitido como un estado de los Estados Unidos?

Sí___ No ___.”

Pierluisi agradeció al ex gobernador y ex comisionado residente Carlos Romero Barceló y a la ex senadora Miriam Ramírez de Ferrer el apoyo y el consejo que le han brindado en este momento en el que todos los que valoran los principios de igualdad deben estar unidos a favor de la admisión de Puerto Rico como un estado de Estados Unidos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.