“No ha lugar” a anulación del juicio contra Casellas

BAYAMÓN – El juez José Ramírez Lluch, quien preside el juicio en contra de Pablo José Casellas, acusado del asesinato de su 20120905_RC_CASELLAS_LADO24-300x1951esposa, Carmen Paredes, declaró con un “no ha lugar” la moción de anulación de juicio presentada por los abogados de la defensa el martes en la mañana.

La decisión del juez desestima el argumento presentado por el abogado defensor Harry Padilla a los efectos de que el testimonio ofrecido la semana pasada por la patóloga forense Rosa Rodríguez provocó entre los miembros del jurado in prejuicio tal, que la garantía constitucional de un juicio justo e imparcial para su cliente se vio lacerada.

De igual manera, el “no ha lugar” de Ramírez Lluch le cierra la puerta a la posibilidad de un nuevo juicio para Casellas, por lo que el proceso deberá continuar.

“La expresión hecha por la patóloga de que la víctima murió en un escenario familiar se sale del ámbito de lo que ella podía declarar”, argumentó Padilla delante del juez.

Padilla se refirió específicamente a la parte del testimonio de Rodríguez en que ella planteó que la víctima había recibido “una herida de remate o ejecución”, que la persona que disparó debía “tener habilidades y destrezas con las armas” y que el crimen había ocurrido en “un escenario familiar, sorpresivo y rápido”.

Como parte de su argumentación, Padilla enumeró las condiciones específicas que, según la doctrina, usó para fundamentar su petición de anulación, a saber: 1. Si se cometió un error o irregularidad, 2. Si el error se cometió, ¿el tribunal lo atendió por vía de una instrucción?, 3. Si se reparó el hecho, 4. Si lo que quedo impide un juicio justo.

El abogado defensor preguntó al tribunal si las expresiones de la patóloga fueron constitutivas de error, para inmediatamente contestar que sí. De acuerdo con Padilla, el testimonio de la patóloga forense, como périto, puede ofrecer su opinión, pero no puede dar valor crediticio a la prueba. Para el abogado, el testimonio de la patóloga señala indebidamente a Casellas.

“Se debe caer en lo que nadie más creería? ¿Debemos pensar que la patóloga en su testimonio no señaló a Pablo Casellas?… La patóloga hizo como los faros, fue aluzando, aluzando y se posó sobre Pablo Casellas… Esto es como si fuera una encíclica: es Pablo”, señaló Padilla.

Por su parte, la fiscal Phoebe Isales inició su argumentación señalando que “aquí no se ha cometido ningún error”.

“La patóloga forense no declara solamente sobre la muerte sino también sobre la forma [de la muerte]… ella revisa fotos, se reúne con investigadores…”, dijo Isales.

Por otro lado, la fiscal recalcó que en ningún momento del interrogatorio que el ministerio público hiciera a Rodríguez, se le pregunta sobre la identidad de persona alguna, sino que las preguntas “van dirigidas al área” del crimen.

“Si nosotros revisamos la grabación de ese día, la pregunta va dirigida al área en donde ocurrió la muerte… no tenía que ver con persona alguna”, señaló la fiscal, quien recordó que fue la defensa quien enmarcó su contrainterrogatorio en una persona cuando Padilla trató implicar a si propio cliente, algo que la patóloga recalcó “es especulativo”.

“Quien me dice a mí que la terraza de mi casa no es un escenario familiar”, añadió Isales.

Inmediatamente después de la resolución del Juez Ramírez Lluch denegando la anulación del juicio, Padilla señaló que el daño subsiste y que aún hay tiempo para “remediar el mal”, por lo que solicitó del juez emitir una instrucción al jurado para que haga caso omiso del testimonio de la patóloga forense. Tal petición resultó contradictoria con su argumentación inicial en la que aseguraba que instruir al jurado a descartar dicho testimonio no sería un remedio suficiente.

No obstante, el juez dio 48 horas a la fiscalía para presentar su argumentación por escrito en torno a la petición de la defensa.

El juicio en contra de Casellas continúa el jueves a las 2:00 de la tarde del jueves.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.