MIDA reclamará su día en corte al Apelativo

tribunal-supremo1-300x2001SAN JUAN – Ante la determinación de “No ha lugar” del Tribunal Supremo a la petición de Certificación incoada por la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), el presidente de dicha institución, doctor Ferdysac Márquez, anunció el jueves, que recurrirán al Tribunal de Apelaciones con la esperanza de que se escuchen los reclamos en sus méritos.

“Deseamos aclarar que esto no representa una evaluación en los méritos del caso por parte del Tribunal Supremo. Esto no debe interpretarse como una expresión por el Tribunal sobre la validez de los argumentos. Simplemente se solicitó que acogiera directamente el caso, como lo hizo en el caso de los maestros y de los jueces, y decidió no hacerlo, nuevamente dejando al empresario sin la oportunidad de expresarse”, indicó ayer Márquez en un comunicado de prensa.

Márquez lamentó que el Tribunal de Primera Instancia y el Tribunal Supremo no han permitido presentar la evidencia documental y testifical de la demanda presentada por MIDA, algo que considera poco usual.

“Parecería ser que los empresarios puertorriqueños no tienen derecho a su día en corte para que sus argumentos y reclamos sean escuchados y evaluados en sus méritos. Continuaremos con el proceso ordinario ante el Tribunal Apelativo, donde esperamos que, indistintamente de los argumentos y del resultado final, todo ciudadano, incluyendo los empresarios, debe tener al menos el derecho a presentar sus argumentos. Estamos convencidos de que si nos permiten presentar nuestra prueba, se entenderá la validez de la petición”, subrayó Márquez.

El presidente de MIDA indicó, por otro lado, que no debe olvidarse que el Tribunal de Primera Instancia ordenó al Departamento de Hacienda a emitir un reglamento antes del 31 de enero del presente mes, lo cual aún no ha hecho.

Márquez expresó que respeta la decisión del honorable Tribunal Supremo con relación a la certificación jurisdiccional que MIDA estaba solicitando, pero acentuó que no está de acuerdo con la misma porque, insistió, se debió haber realizado una vista dando oportunidad a los demandantes para presentar su prueba.

“Solicitamos ser escuchados y la oportunidad de presentar nuestra prueba. Como inversionistas en nuestro país, podemos demostrar con evidencia documental y testifical cómo esta patente nacional ya está afectando a varios comerciantes locales confiscando sus ganancias, al mismo tiempo que discrimina con aquellos comercios que menos ganancias generan. Reiteramos, habrá empresas pagando 39 por ciento, mientras otras pueden estar pagando más de 100 por ciento de tasas contributivas. Este es un tema altamente técnico y el Tribunal se hubiese beneficiado grandemente de escuchar la prueba”, concluyó Márquez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.