Medida legislativa habría evitado los excesos con los salarios del personal de confianza en las agencias del Gobierno

UnknownEL CAPITOLIO – “Nuevamente el gobernador Alejandro García Padilla está tarde por no querer evaluar propuestas del liderato del Partido Nuevo Progresista. Desde el año pasado, radiqué una medida para evitar excesos en sueldos a empleados de confianza. Un año más tarde, su Administración pretende resolver la situación con un parcho puesto tarde y con prisa”, así reaccionó el viernes, el representante Antonio “Tony” Soto Torres, al anuncio de esta semana del Gobernador para uniformar los salarios de empleados de confianza en las agencias de gobierno.

“Una vez más, el Gobernador llega tarde y demuestra que solo sabe improvisar ante los problemas que les advertimos desde comienzos del cuatrienio. Le recordamos a García Padilla y al liderato Popular en la Legislatura, que desde febrero de 2013, este servidor advirtió sobre la necesidad de revisar y regular los salarios y beneficios de los empleados de confianza del gobierno. Inclusive, ese mismo mes radicamos la Resolución Concurrente de la Cámara 23, a los fines de crear la Comisión Conjunta de la Asamblea Legislativa para la Revisión de salarios, beneficios, deberes y responsabilidades de todo componente de confianza en toda rama del Gobierno Estatal o Municipal. Sin embargo, la medida no ha sido evaluada,” denunció Tony Soto en un comunicado de prensa.

El representante de Guaynabo, Cataño y Bayamón hizo estos señalamientos, tras el anuncio del Gobernador de que está ordenando al Director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Carlos D. Rivas Quiñones, y al Director de la Oficina de Capacitación y Asesoramiento en Asuntos Laborales y de Administración de Recursos Humanos (OCALARH), Harry O. Vega Díaz, para que evalúen e implementen todas aquellas medidas administrativas, reglamentarias y legislativas que sean necesarias, en aras de uniformar los salarios de los empleados de confianza de las agencias y corporaciones públicas.

“Si se hubiese aprobado esta pieza legislativa de mi autoría el año pasado se habrían evitado el despilfarro de dinero en salarios exorbitantes para los empleados de confianza, incluyendo familiares del Gobernador”, añadió Soto Torres.

El también miembro de la Comisión de Hacienda de la Cámara sostuvo que “esta práctica de no querer escuchar y venir de prisa cuando se tiene el problema encima, tiene que parar. Así sucedió con el tema del crédito de la Isla, que esperaron a que explotara la crisis, para entonces reaccionar tardíamente con medidas que perjudican o agravan más la situación. Este servidor y otros miembros de las delegaciones del PNP en Cámara y Senado le alertamos sobre la importancia de manejar este tema de forma inmediata y con responsabilidad. Una vez más, no quiso escuchar, sacó pecho diciendo que le valía lo que pensaran las agencias calificadoras de crédito, y ya estamos sufriendo las consecuencias.”

La Resolución Conjunta de la Cámara número 23, radicada el 13 de febrero de 2013, crearía una Comisión Conjunta de la Asamblea Legislativa para la Revisión de salarios, beneficios, deberes y responsabilidades de todo componente de confianza de toda rama de Gobierno Estatal o Municipal, que cree política pública o que al momento de su designación fuese designado por el Gobernador de Puerto Rico y confirmado por algún cuerpo legislativo. Esta Comisión estará compuesta por cinco (5) Representantes nombrados por el Presidente de la Cámara y por cinco (5) Senadores nombrados por el Presidente del Senado. De éstos, dos (2) Senadores y dos (2) Representantes deberán ser miembros de la Minoría Parlamentaria del Cuerpo Legislativo correspondiente. La Comisión realizará un estudio completo de todos los salarios, obvenciones, dietas emolumentos, beneficios y deberes de los componenetes de confianza, y creará legislación para atemperarla a la realidad fiscal actual y que se ajuste a la gerencia fiscal gubernamental del Siglo 21.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.