Fiscalía da por sometido su caso en el juicio contra Casellas

Ficha CasellasBAYAMÓN – El equipo de fiscales en el juicio contra Pablo José Casellas por el asesinato de su esposa, la ejecutiva de mercadeo, Carmen Paredes, dio por sometido su caso el martes en la tarde con el testimonio del exsargento de homicidios Carlos Ríos Treviño, quien ubicó al acusado dentro de la urbanización Tierralta III en el periodo de tiempo en que distintos vecinos escucharon los disparos que acabaron con la vida de Paredes.

“Después de presentar los testigos, y de haber estipulado otros a la defensa, el ministerio público esté sometiendo el caso, su señoría”, anunció la fiscal Phoebe Isales al Juez José Ramírez Lluch.

Ríos Treviño aseguró que en la investigación que realizó junto al agente Abiel Soto entrevistó al agente del FBI Eduardo Valdivia, y que éste aseguró haber llamado al cuartel de la Policía de Guaynabo a las 9:13 de la mañana del sábado 14 de julio de 2012 –el día en que Paredes fue asesinada – tras escuchar nueve detonaciones de arma de fuego provenientes de la residencia de Casellas. Ríos Treviño aseguró además que el video de seguridad de la urbanización en donde reside Casellas marca la salida del acusado dentro del periodo de tiempo posterior a los disparos.

Ríos Treviño, ahora jubilado de la Policía, testificó además que como parte de su investigación confrontó los números de serie de las armas ocupadas en la casa de Casellas el día de los hechos, con el registro de armas de la Policía. De dicha verificación surgió que el rifle GSG-5 (“German Sport Gun”) que el propio Casellas había notificado como robado, conjuntamente con el arma homicida –una pistola “FNH Five Seven” – durante el “carjacking” del que supuestamente había sido víctima el 17 de junio de 2012, estaba entre las armas ocupadas en su casa el día de los hechos.

El testimonio de Ríos Treviño tuvo lugar después de que los abogados de la defensa de Casellas anunciaran en la mañana del martes que habían presentado una moción para la disolución del jurado [anulación del juicio] debido al testimonio prestado por la patóloga forense Rosa Rodríguez.

El pasado viernes la doctora Rodríguez declaró en corte abierta que el asesinato de Paredes debió ocurrir en circunstancias que no representaban una amenaza a su persona.

“La autopsia es compatible con un escenario familiar, sorpresivo y rápido”, señaló Rodríguez a preguntas del fiscal Sergio Rubio.

Padilla explicó que, de concederse la moción solicitada al tribunal, el efecto neto será el de “empezar de nuevo” el juicio.

De acuerdo con las Reglas de Evidencia la anulación del juicio puede ocurrir “si se hubiere cometido algún error o se hubiere incurrido en alguna irregularidad durante el proceso que, a juicio del tribunal, le impidiere al jurado rendir un veredicto justo e imparcial”.

Padilla explicó que, de concederse la moción solicitada al tribunal, el efecto neto será el de “empezar de nuevo” el juicio.

Ramírez Lluch concedió a la fiscalía hasta el miércoles a las 10:00 de la mañana para presentar por escrito sus argumentos en torno a la moción de la defensa. El juez convocó a las partes para las 10:30 de la mañana para iniciar la vista argumentativa de la moción.

Aun cuando está pendiente de decidirse la moción, las partes acordaron un calendario de trabajo para el resto de la semana, en el que la defensa ha de presentar a sus testigos.

El jurado del caso fue citado por el juez para las 2:00 de la tarde del próximo jueves para la posible continuación del juicio.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.