Degradación del crédito sería más costosa

01-27-14 foto llerandiSAN JUAN – La degradación del crédito de Puerto Rico por parte de las casas acreditadoras le constaría al gobierno de Puerto Rico unos $1,000 millones en penalidades por concepto de maduración adelantada de los bonos a consecuencia de la propia degradación.

De acuerdo con el representante por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Llerandi, el gobierno vendría obligado a pagar aproximadamente $1,000 millones a consecuencia de la degradación a chatarra de los bonos de Puerto Rico.

“Muchos de los bonos emitidos por el gobierno tienen cláusulas que exigen adelantar la fecha de maduración de los mismos en caso de una degradación. Aquí no hay $1,000 millones este mismo año toda esa deuda”, señaló Llerandi.

Para el legislador, la degradación del crédito de Puerto Rico tendría un “efecto de bola de nieve” que tendría el efecto de afectar varios renglones de la economía de la isla.

Llerandi enumeró entre otras consecuencias la reducción en las ganancias de los bancos a consecuencia de la incapacidad de las personas para pagar sus hipotecas, y la consiguiente reducción en el valor de las propiedades. Además señaló que las cuentas de retiro individual (cuentas IRA) se verían afectadas en la medida en que la legislación vigente obliga a los bancos a invertir al menos el 34 por ciento de esos depósitos en bonos del gobierno de Puerto Rico. Las personas con este tipo de cuenta, estimó Llerandi, podrían perder hasta el 40 por ciento del valor de sus fondos este mismo año.

Otros sectores que según Llerandi se verían afectados son el comercia, los seguros, las finanzas personales y el propio gobierno.

El representante presentó una resolución ante la Cámara de Representantes para realizar una investigación sobre las consecuencias económicas que podría tener la degradación a nivel de chatarra de los bonos de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.