Carmen Yulín ordena quitar verjas de VSJ, pues se ven feas

imagesSAN JUAN – La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz confirmó el jueves que ordenó la remoción de las verjas que se colocaron en el Viejo San Juan, como parte de las medidas de seguridad para las Fiestas de la Calle San Sebastián.

“En realidad se veían feas y daban una impresión que no era la que queríamos dar. Se mantienen las vallas que cumplen el mismo objetivo de mantener los carriles divididos para darnos la opción de tener un carril de emergencias y mantener un orden en el área de las filas”, dijo Cruz en entrevista radial (Radio Isla).

Según la alcaldesa, las verjas se están quitando desde el miércoles. Indicó que se dejaron dos verjas pequeñas para controlar las filas de las guaguas. Las vallas que se colocarán estarán en la Avenida Muñoz Rivera, en la Avenida Constitución en la zona del Capitolio y en la calle Norzagaray.

Cruz dijo las cercas fueron colocadas por una empresa privada pero no pudo detallar el costo de la colocación de las mismas.

Por otro lado, la alcaldesa aseguró es un deber apremiante de garantizar la seguridad de las cerca de medio millón de personas que acudirán a las Fiestas. Además aseguró que en los puntos de cotejo ningún oficial de seguridad tocará el cuerpo de ningún visitante.

“Una vez que usted pase por esos puntos de seguridad, que son 10, hay uno adicional para los vecinos; esa situación va a estar salvada”, sostuvo.

Una controversia se ha desatado por las medidas de seguridad para el tradicional evento que comienza el jueves. Para las 8:30 de la mañana en la sala 907 de la jueza Gisselle Romero del Tribunal de San Juan, se atenderá una demanda radicada por el director de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), William Ramírez sobre la legalidad de la ordenanza de 100 por ciento cateo.

Por su parte, el representante Jorge Navarro Suárez había catalogado como peligrosa, lo que llamó la “Mega Cárcel Municipal” para las Fiestas.

“La ubicación de verjas y la creación de una gigantesca cárcel municipal improvisada por la alcaldesa Carmen Yulín Cruz, es algo que viola inicialmente el reglamento del Instituto de Cultura Puertorriqueño, porque afecta el acoplamiento visual y empaña el entorno arquitectónico de las bellezas que ofrecen las viejas estructuras de la ciudad Capital. En ninguna cabeza cabe que más de cien mil personas puedan ser encerradas en una Cárcel improvisada en el centro del Viejo San Juan, como lo está planificando la alcaldesa de San Juan”, señaló Navarro Suárez en un comunicado en el que solicitó todos los contratos y facturas del municipio relacionados al asunto.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.