Alegan Obama defiende clase media mientras AGP la estrangula

Cámara-aprueba-varias-resolucionesEL CAPITOLIO – La representante Lourdes Ramos dijo el miércoles que mientras el presidente Barack Obama habla de cómo defender a la clase media, recortar impuestos y enaltecer la labor de los maestros, el gobernador Alejandro García Padilla se empeña en llevar la Isla a la ruina, a la desolación y al colapso financiero.

Al comentar el Mensaje sobre el Estado de la Nación pronunciado por Obama ante el Congreso, la líder estadista puntualizó que la gestión de gobierno de García Padilla es entronizar la pobreza, destruir la economía, estrangular a la clase media.

“Mientras se habla en el Congreso de recortar impuestos, de progreso y esperanza, aquí en la Isla se vive el desasosiego, de persecución y falta de trabajo. Mientras la Nación se prepara para ganarle la batalla económica a China y Europa, el gobernador nos pone a nivel de Haití en términos de pobreza y de estancamiento fiscal”, dijo Ramos en un comunicado de prensa.

Dijo que mientras Obama habla de la creación de empleos y de un nuevo salario mínimo para millones de trabajadores incluyendo a los inmigrantes, “bajo García Padilla sólo se habla de empleos para sus primos y familiares, así como jugosos aumentos de sueldo para sus parientes y ahijados políticos”.

“Para los maestros no hay, ni tiene de dónde darle. Pero para sus allegados y activistas del PPD, se abre la chequera del gobierno y las posiciones de empleo se les requieren el carnet de ser ‘amigo del alma’. Y todavía pretende crear 50,000 empleos con estas premisas”, denunció.

Puntualizó que en el Mensaje a la Nación sobresale el estímulo a los procesos educativos como instrumento de cambio y progreso, mientras que García Padilla se envanece persiguiendo al magisterio, mientras pretende crearles una imagen de mediocres y que son una carga al gobierno.

“No existe otro lugar en toda la Nación donde se haya visto un retroceso tan dramático en todos los renglones de la vida diaria en menos de un año que un Puerto Rico gobernado por el Partido Popular”, comentó.

Por otro lado, recordó que desde el inicio del actual gobierno fue el propio García Padilla quien se jactó “que le valían” las casas acreditadoras, en una actitud de arrogante desafío y ahora “le tiemblan las rodillas al comprender que su vanidad y revanchismo político tiene al borde de chatarra las inversiones de la Isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.