Advierten ilegalidad del “cateo patrio”

seguridad-LOGO11SAN JUAN – El abogado criminalista, Mark Anthony Bimbela, criticó severamente el jueves la intención del Municipio de San Juan de realizar cateos a los asistentes de las Fiestas de la Calle San Sebastián. Bimbela advirtió que este proceder estaría violentando la garantía constitucional que protege a los ciudadanos contra registros irrazonables y además salvaguarda su expectativa de intimidad.

“En nuestra jurisdicción se presume ilegal todo registro sin orden. Por excepción, es válido un registro cuando es incidental a un arresto legal previamente realizado. Por tanto, será una intervención ilegal todo cateo y registro sin orden de una persona y sus pertenencias (bultos y carteras) en las Fiestas de la Calle San Sebastián”, indicó Bimbela en un comunicado de prensa.

Según el abogado, la Asamblea Municipal, erróneamente ha interpretado que bajo circunstancias particulares que caracterizan esta actividad, registros de esta naturaleza resultan ser legales; y que en manera alguna contravienen lo dispuesto por la Constitución. Además señaló que bajo ninguna circunstancia una Asamblea Municipal tiene la autoridad en ley para suspender o limitar derechos constitucionales.

Bimbela, quien es candidato a la presidencia del Colegio de Abogados de Puerto Rico, enfatizó de manera enérgica que “ante la amenaza de privación de derechos fundamentales, nadie puede mantenerse cruzado de brazos”.

“El argumento ofrecido por el municipio para justificar dicha intervención irrazonable con los individuos, es que la misma será por un lapso de tiempo limitado. Ciertamente, el mismo carece de validez y fundamento legal alguno. Resulta más inquietante aún, el hecho de que se delegue en una compañía de seguridad privada la facultad para ejecutar, lo que a todas luces, es una violación sistemática de los derechos garantizados por la Constitución de Estados Unidos de América y Puerto Rico”, dijo.

Por su parte, Carlos Noriega, expresidente del Colegio de Abogados, expresó que “me parece altamente cuestionable y sospechoso que ante la inminente amenaza de paros, manifestaciones y protestas, se estén utilizando las Fiestas de la Calle San Sebastián como un laboratorio para experimentar o tomarle el pulso a medidas que coartan los derechos humanos, civiles y constitucionales de los ciudadanos”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.