Senador Carmelo Ríos asegura “a la deriva y sin rumbo económico Puerto Rico”

307154_BarcoEL CAPITOLIO – El portavoz alterno de la Delegación del PNP en el Senado, Carmelo Ríos increpó el jueves, a la presente administración del gobernador, Alejandro García Padilla por no tener en propiedad a un presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) en momentos donde continúan las advertencias de las casas acreditadoras en degradar el crédito del gobierno a nivel de chatarra.

“En estos momentos de crisis fiscal, donde la credibilidad crediticia de Puerto Rico está en precario, es fundamental que tanto las casas acreditadoras, los bonistas y todo el sector financiero en general sientan la confianza, de que dentro de la crisis al menos hay alguien en control de tales circunstancias y hoy Puerto Rico carece de un presidente en propiedad del Banco Gubernamental de Fomento el cual es crucial ante la amenaza de un barranco fiscal que se aproxima para el gobierno de Puerto Rico”, expresó Ríos Santiago en un comunicado de prensa.

“Mientras toda la semana nos distrajimos con el trágico asunto de las imprudencias del Secretario de Justicia, se da a conocer que el Índice de Actividad Económica se encuentra en un negativo 5.2 por ciento para el mes de septiembre y negativo 5.4 por ciento para el mes de octubre, el CRIM reportaba una merma de 7 millones de dólares en sus proyecciones y aunque Hacienda reportaba aumento en recaudos, todos sabemos que ello responde a los pagos de la segunda mitad de la campaña contributiva 2013 los cuales se emiten por ley en octubre 15”, detalló el senador.

Con la aprobación del presupuesto y con este las nuevas medidas impositivas, advirtió el senador Ríos, que si implementaban una política fiscal basada en aumentar impuestos en lugar de reducir gastos traería consecuencias serias a nuestra economía.

“Al tiempo que esto sucede, los medios especializados en finanzas y economía, tanto en Puerto Rico como en el continente, hablan sobre si Puerto Rico será capaz de pagar su deuda en los próximos 2 trimestres, y más aún, si puede ser lo suficientemente solvente a fin de sostener sus operaciones, creando un ambiente de incertidumbre entre los inversores, que peligrosamente puede convertirse en falta de confianza y respaldo a nuestros bonos. A tenor con eso, casas acreditadoras como Fitch y Moody’s han puesto nuestro crédito en observación negativa de cara a una potencial degradación, con las potenciales consecuencias que ello conlleva, no solo para nuestro crédito, sino además por su catastrófico impacto en nuestra economía en general”, dijo Ríos.

“Ante todo este cuadro de incertidumbre sobre el futuro inmediato nuestra economía, el Banco Gubernamental de Fomento lleva seis meses -todo el primer semestre del año fiscal- sin un presidente en propiedad. El BGF como ente fiduciario y financiero de Puerto Rico, y responsable en ley de la política fiscal, es quien le responde de forma directa ante el sector financiero. En momentos en que se evalúa una potencial degradación de nuestros bonos, la pregunta que surge es: ¿Quién está a cargo? El tener un presidente interino del principal ente financiero donde emana toda la deuda gubernamental, en momentos tan delicados como éste, por espacio de toda la mitad del presente año fiscal es un hecho inexcusable rayando en lo irresponsable”, acotó el senador.

“Es por ello, que exhorto al Gobernador a que no se dilate más dicho nombramiento, y se le dé a la persona a designarse todos los poderes en ley, a fin de que puedan tomarse las decisiones pertinentes, y más aún pueda ofrecerse confianza y estabilidad a todo este proceso, antes que sea demasiado tarde”, concluyó el también senador del Distrito de Bayamón.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.