Sánchez Betances reitera no haber intercedido por su amigo

Sanchez-BetancesCAROLINA – El secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances regresó a eso de las 11:00 de la noche del martes a la isla y reiteró no haber intervenido indebidamente tras haber acudido al cuartel de la Policía donde estaba detenido su amigo Jaime Sifre Rodríguez por conducir en estado de ebriedad. Por deferencia al gobernador, Alejandro García Padilla, el funcionario no quiso contestar preguntas de la prensa sobre si abandonará el cargo. Además informó que sostendrán una reunión hoy con el ejecutivo.

“Deseo reiterar que, en ningún momento, intervine o influí sobre el trabajo de los agentes de la Policía. Tampoco he requerido de nadie trato especial para el amigo que se vio involucrado en la intervención de los patrulleros de tránsito. He sido enfático en sostener que, en este caso, debe seguirse el debido proceso de ley y llevarse hasta las últimas consecuencias, como en efecto se está haciendo. Nadie está por encima de la ley”, expresó en una declaración leída tras regresar a la isla por pedido del gobernador.

Mientras tanto, Sánchez Betances reiteró que cometió un error, aunque aclaró nuevamente no haber intervenido indebidamente a favor de su amigo.

“Mirando en retrospectiva los eventos ocurridos el pasado viernes, acepto que cometí un error al presentarme al lugar de los hechos bajo las circunstancias que acontecieron esa noche. Respondiendo al llamado de un hermano y amigo en un momento difícil para él, no anticipé totalmente las consecuencias que mi presencia allí podía tener, o peor aún, que podría interpretarse como una intervención indebida del secretario de Justicia en un proceso legal”, dijo.

“Ante la preocupación que mi proceder ha provocado, reitero mi posición de que no hice nada para intervenir a favor de mi amigo en el proceso que seguía la Policía en ese momento. De igual forma, me excuso ante el Pueblo de Puerto Rico por la impresión que se ha generado a raíz de esta situación”, añadió.

Finalmente, el secretario de Justicia dijo que “el país puede estar seguro de que como secretario de Justicia estoy comprometido inequívocamente con el estricto cumplimiento de las leyes y de que no he cometido ningún acto que implique violaciones de ley o conducta antiética. Confío en que este reconocimiento de que me equivoqué esa noche, sea muestra de mi sinceridad y respeto por el Pueblo de Puerto Rico y ocasión oportuna para mirar al camino que tenemos por delante con más fortaleza y profundo sentido del deber”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.