Renuncia del Secretario de Justicia no lo exonera de las posibles violaciones de ley

200px-PNP.logo_-155x15511SAN JUAN – El secretario general del Partido Nuevo Progresista (PNP), José “Pichy” Torres Zamora y el director ejecutivo de la colectividad, Jorge Dávila, señalaron el miércoles, que la renuncia del secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, no lo exonera de las actuaciones impropias y anti éticas que cometiera el pasado viernes y que podrían ser violaciones de leyes estatales y federales.

Referente a este caso, el PNP ya presentó querellas ante la Oficina de Ética Gubernamental, la división de Integridad Pública del Departamento de Justicia, y ante las autoridades federales, para la investigación de las mismas.

Torres Zamora sostuvo, en un comunicado de prensa, que era de esperarse la renuncia de Sánchez Betances, ya que era insostenible que se quedara en su puesto. “Lejos de haberse cerrado un capítulo bochornoso en la administración pública, hoy siguen latentes muchas interrogantes que deben ser investigadas por el bien de la integridad del gobierno. El PNP no descansara hasta que sepa toda la verdad de lo que aquí ocurrió y estará vigilante de que no hayan toallazos por parte de la administración del PPD”, manifestó el secretario de la Palma.

Por su parte, Jorge Dávila denunció que el gobernador García Padilla vuelve a demostrar su falta de compromiso y capacidad en la posición que ocupa. “¡Qué falta de liderato el de García Padilla! No tuvo los pantalones de tomar acción contra Sánchez Betances, cuando todo el pueblo sabía de las actuaciones impropias y anti éticas que había cometido, y para colmo, como premio le permitirá quedarse en la posición hasta final de mes. ¡Esto es una burla al pueblo de Puerto Rico! Si así va a actuar en contra de funcionarios que en un futuro incurran en conductas que no sean conformes a la ley, Dios nos coja confesaos”, acotó el directivo del PNP.

Por último, ambos funcionarios levantaron la interrogante sobre las ejecutorias del Superintendente de la Policía designado, James Tuller, referente al caso de Sánchez Betances. “Tuller comenzó con el pie izquierdo y su demostración levanta la grave interrogante de si verdaderamente el Senado de Puerto Rico debe confirmarlo. Si realmente respeta al pueblo de Puerto Rico y a sí mismo, lo menos que debe hacer es publicar las grabaciones del incidente del amigo del alma de Sánchez Betances, y no obstaculizar la investigación. De no hacerlo, queda incapacitado de ocupar la silla de Superintendente de la Policía”, concluyó Dávila.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.