Presidente del Supremo le pide al gobernador que no firme el proyecto de Retiro de la judicatura

tribunal-supremo1-300x2001SAN JUAN – Tan pronto el Senado aprobó a viva voz el lunes el proyecto de la Cámara 1595 que cambia el Sistema de Retiro de la Rama Judicial, el presidente del Tribunal Supremo, Federico Hernández Denton, le envió una carta al gobernador Alejandro García Padilla en la que le pide que insista en la aprobación del proyecto original.

“Sin que esto signifique que estoy adelantando un criterio sobre cualquier caso que me corresponda adjudicar en mi carácter de juez de este Tribunal, como juez presidente a cargo de la administración de los tribunales entiendo que el proyecto que usted presentó originalmente cumple cabalmente con nuestra Constitución. Confío en que se mantendrá firme en su posición, y que insistirá en la aprobación de la reforma según presentada originalmente por usted, sin claudicar al deber que juro el 2 de enero de 2013 de proteger nuestra Constitución”, dijo Hernández Denton en la carta enviada al gobernador.

Según Hernández Denton, las enmiendas hechas por la Asamblea Legislativa “coloca la Reforma de Retiro de la Judicatura al margen de la Constitución al incidir sobre los principios de independencia judicial, separación de poderes y la protección contra la reducción de salarios y emolumentos”.

Hernández Denton añadió “más allá de estos posibles vicios constitucionales, la ausencia de un análisis ponderado e informado resulto en una reforma que carece de base racional, cuyos efectos prácticos son contrarios a la propia exposición de motivos”.

A manera de ejemplo expuso que actualmente, un juez municipal, que ha ejercido funciones por dos términos, equivalentes a veinticuatro años, recibiría una pensión mensual aproximada de 4,350 dólares. Mientras que de aprobarse el proyecto enmendado, la pensión de un juez que ya este en funciones antes de la vigencia de la reforma y que cumpla con este término disminuiría a 3,480 dólares aproximadamente. Mientras, un juez que sea nombrado luego de la vigencia de la ley, que cumpla con los mismos años de servicio, recibiría como pensión 3,918 dólares aproximadamente.

“Es decir, esta reforma llega al resultado paradójico de que los jueces que sean nombrados luego de su vigencia recibirían una pensión mayor que aquellos que ya están en funciones. Lo anterior es ilógico si el propósito de la reforma es garantizar la solvencia del sistema de retiro mediante la reducción equitativa de pensiones y beneficios. Esto es solo una muestra de la ausencia de cuidado y deliberación que antecedió la aprobación de las enmiendas al Proyecto de la Cámara 1595.

El proyecto fue aprobado tanto en Cámara y Senado por lo que pasa a la firma o veto del gobernador García Padilla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.